13 mar. 2012

El gobierno francés aprueba una ley que le permite digitalizar y explotar títulos no disponibles del siglo XX

Por Arantxa Mellado el 12.03.2012
0 Comentarios
El gobierno francés ha aprobado la “Ley relativa a la explotación digital de los libros no disponibles del siglo XX” (“Loi “relative à l’exploitation numérique des livres indisponibles au XXe siècle”), una ley para digitalizar y vender medio millón de obras fuera de catálogo del siglo XX. Se trata de preservar y comercializar libros franceses anteriores a 2001 que no están en venta ni en formato papel ni en digital, y con este objetivo, la Bibliothèque  Nacional de France está seleccionando una lista de títulos que serán incluidos en el proyecto y vendidos en línea. Francia se ha demorado mucho en la digitalización de libros y periódicos, y el plan parece un medio de ponerse al día con países como EEUU, donde la digitalización es predominante.

Bibliothèque  Nacional de France
Según el periódico suizo Le Temps, el gobierno francés se quedará con el 40% de los derechos de esta nueva colección, dejando el resto para los editores. El proyecto, que recibirá una subvención inicial de 30 millones de euros, garantiza que al menos el 50% de los derechos vayan a parar a editores y autores.
Como en el caso de Google Books, el plan francés es de exclusión voluntaria (“opt-out”), lo que significa que los autores seleccionados son incluidos sin solicitar su permiso y se les da un plazo de seis meses para pedir su exclusión de la lista. Esto ha provocado la oposición de muchos autores, concretamente 900, liderados por el escritor de ciencia ficción Ayerdha, que han firmado una petición y denunciado el plan como un abuso de sus derechos de propiedad intelectual.

La ambición del plan francés es notable si se tiene en cuenta que el país fue uno de los que lideró la oposición al fallido acuerdo a tres bandas en EEUU entre Google, los editores y la Author’s Guild. El Syndicat national de l’édition (SNE) y la Société des gens de lettres (SGDL), que aplauden el proyecto, sostienen que éste es diferente porque la Bibliothèque Nationale lo supervisa y porque esta nueva colección no mostrará fracciones de texto de las obras escaneadas, a diferencia del de Google.

Por último, hay que añadir que el proyecto francés tiene carácter exclusivista, ya que la Bibliothèque Nationale de momento sólo va a incluir literatura tradicional, por lo que los seguidores de los géneros menos convencionales tendrán que esperar para ver sus títulos favoritos on line.

No está claro si Francia escaneará de cero o si aprovechará las obras previamente escaneadas por Google.

http://www.actualidadeditorial.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario