29 abr. 2011

Luis Campo Vidal recrea l'especulació immobiliària a 'Barcelona Zona Cero'

Luis Campo Vidal.
El barri de Ciutat Vella de Barcelona està a punt de viure una gran transformació. Alguns empresaris, polítics i homes influents de la ciutat són conscients del seu potencial econòmic i no volen deixar-lo escapar. Això sí, abans han de superar alguns "petits inconvenients". Ni més ni menys que fer fora certs veïns i comerços del districte, una part dels quals immigrants i prostitutes. Per aconseguir-ho, tramen des de fa mesos el que està cridat a convertir-se en un dels pitjors casos d'especulació i mobbing immobiliari de la capital. Malgrat la retorçuda situació, confien que tot passi desapercebut, com per casualitat.
Un dels principals esculls és la regidora del barri, la magrebina Naima Dati. Amb el poder que els concedeixen els diners i la política, estan disposats a perseguir-la i assetjar-la perquè dimiteixi del càrrec i així trobar el terreny aplanat. Amb el que no compten és amb la seua perseverança, ni que contracti la investigadora privada Alexia Hurtado, una dona intel·ligent, intuïtiva i valenta. Ella és la protagonista de la novel·la Barcelona Zona Cero (Flamma Editorial), de Luis Campo Vidal (Camporrells), la tercera entrega de la saga creada per aquest empresari de la comunicació, germà del periodista Manuel Campo Vidal. Una trama que recorda el cas de l'hotel Palau, encara que ell l'havia escrit prèviament. "Estant l'obra entregada, vaig haver de refer-ne algunes parts perquè no semblés una còpia, quan en realitat l'havia escrit abans", confessa.
La trama també enllaça amb personatges de les seues anteriors novel·les, Robatori al Museu Dalí i Alexia i els magnats de la comunicació. I ja està pensant en la quarta entrega. Demà les presentarà les tres a la llibreria Caselles, en un acte que comptarà amb la presència de la regidora de Cultura, Montse Parra.

Fuente: Segre

27 abr. 2011

Doce horas de pasión por los libros

Esta sexta edición llega plagada de música, exposiciones, visitas guiadas, encuentros y conferencias


Pese a la coincidencia con el partido de Champions, La Noche de los Libros desarrollará hoy más de 500 actos culturales. Le proponemos algunas pistas, sugerencias y consejos sobre los eventos que no debería perderse en uno de los acontecimientos culturales más interesantes de la capital.
11.00 h.Hasta las 23.00 horas, estarán abiertas las salas de exposiciones del Instituto Cervantes (calle de Alcalá, 49), para todos los públicos.
12.00h.Interesante encuentro con Luis Alberto de Cuenca en Pérgamo (calle del General Oraá, 24).
17.00h.Los escritores Eduardo Mendicutti, Marta Sanz, Matías Candeira, Darío Adanti, Gonzalo Escarpa, Juan Sebastián Cárdenas, Rubén Abella, Ignacio Ferrando, Juan Carlos Márquez y Julio Jurado participarán en el evento de acción poética «Silencio por Mallarmé», en el Real Jardín Botánico-CSIC (plaza de Murillo, 2).
17.00h Uno de los paseos literarios más interesantes es el que comenzará en la Biblioteca Regional «Joaquín Leguina» (calle de Ramírez del Prado, 3), para descubrir el Madrid literario del Siglo de Oro. Hace falta inscribirse en el teléfono 91 720 88 50 / 60 o a través del correo electrónico biblio.regional@madrid.org.
18.00h. El Museo ABC de Dibujo e Ilustración (calle de Amaniel, 29,31) también participa en esta sexta edición de La Noche de los Teatros, con un interesante taller-exposición. En ese mismo emplazamiento, habrá dos exposiciones: «Lorenzo Goñi: radiografías y retratos en ABC» y «La mirada del samurai: los dibujos de Akira Kurosawa».
18.00h. Singular Cuentacuentos en inglés denominado «Storytelling with Oliver's Interactive Stories», que tendrá lugar en el Instituto Internacional (calle de Miguel Ángel, 8).
18.00h. Leer también es divertirse. Por ello, se ha organizado una yincana, en la que se podrán descubrir a los personajes más ilustres del Barrio de las Letras. Los participantes deberán elegir a sus compinches, preguntar a los vecinos, y así conocer el barrio, su historia y sus protagonistas. El premio, una cena y dos entrada de teatro. En la plaza de las Letras.
18.00h. Interesante encuentro a cargo de los escritores Luis García Montero y Almudena Grandes, que se celebrará en el espectacular marco del Círculo de Bellas Artes (calle Marqués de Casa Riera, 2).
19.00h.No faltará la música, como los tonos de la «Belle Epoque», que se representarán en el local Ocho y Medio (calle de Martín de los Heros, 11), a cargo de Desvarietés Orquestina.
19.30h.Juan Rulfo, Boris Izaguirre, Mario Gas y Raúl Argemí desarrollarán la conferencia «Ausencia y presencia: Rulfo, Hemingway, Valle Inclán y Sábato», encarnando, cada uno de ellos, su correspondiente papel. Será en la Casa de América (calle de Marqués del Duero, 2).
19.30h.Los más raudos tendrán la oportunidad de dejarse alumbrar por la ganadora del Premio Cervantes, Ana María Matute, y el escritor Gustavo Martín Garzo, quienes protagonizarán un encuentro, junto a jóvenes lectores en el Círculo de Bellas Artes (calle de Alcalá, 42).
21.00hLos escritores Álvaro Pombo y Manuel Rivas se enfrentarán en uno de los cara a cara de la jornada en la sede de la Vicepresidencia y Consejería de Cultura y Deporte de la Comunidad de Madrid (calle de Alcalá, 31). Una hora antes lo protagonizarán Andrés Trapiello y Juan Marqués.
21.00h.Los amantes de la lectura y la música podrán disfrutar de la visita guiada al Museo Nacional del Prado (Casón del Buen Retiro, calle de Alfonso XII, 28). Se trata del espectáculo «Arte y música en la Biblioteca del Museo del Prado».
22.00h.Los lectores más ávidos podrán tener su recompensa, a base de cervezas, en el evento «Comerse los libros». En dos minutos, deberán leer su fragmento literario preferido. Un concurso que tendrá lugar en A Punto (calle de Pelayo, 60).
22.00h.Para cerrar la noche, nada mejor que la «performance» Mental Movies Madrid 2011. Se trata de un producto interdisciplinario de literatura, artes visuales y música, a cargo de Mercedes Cebrián, La Más Bella y Ginferno (Ateneo, calle del Prado, 21).

23 abr. 2011

Los felices prefieren libros, los infelices, la televisión

Las actividades que realizamos en nuestro tiempo libre pueden ser un indicador de nuestro nivel de felicidad o desdicha, según un nuevo estudio realizado por sociólogos de la Universidad de Maryland. Analizando datos recopilados a lo largo de los últimos 30 años, los investigadores han llegado a la conclusión de que las personas que no son felices pasan más tiempo viendo la televisión, mientras que las personas que se describen a sí mismas como felices dedican más tiempo a leer y a socializarse. Los detalles se publican en la revista Social Indicators Research.

Según el sociólogo John P. Robinson, coautor del trabajo y pionero en los estudios sobre el uso del tiempo, ver la televisión es una actividad pasiva que suele actuar como vía de escape. “Los datos sugieren que el hábito de ver la televisión puede ofrecer un placer inmediato a expensas de sufrir malestar a largo plazo”, dice el investigador, que añade que es una actividad cómoda y barata que no requiere compañía ni esfuerzo. Por el contrario, leer libros, prensa o revistas y relacionarnos con los demás nos produce satisfacción a largo plazo.

En concreto, los datos revelan que la gente infeliz consume un 20% más de televisión que la gente feliz, independientemente del nivel educativo, ingresos, edad y estado civil. Robinson advierte que estas cifras aumentarán significativamente si la economía sigue empeorando en los próximos meses. 


Fuente: Muy interesante

22 abr. 2011

¿Qué será de las librerías?


La era electrónica convierte el futuro de la creación en papel en una incógnita - Los libreros reflexionan sobre su porvenir, entre la pasión y la incertidumbre

JUAN CRUZ

La librería es un centro cultural. En muchos lugares son los únicos centros en los que sirven de altavoz a las inquietudes de la sociedad a la que sirven.
El 41% de la población afirma que nunca lee libros
En España resisten 4.500 establecimientos, y el número baja
El futuro pasa por ligar la oferta a otros componentes culturales
La experiencia de leer en pantalla es esencialmente distinta
En algún tiempo, en España, las librerías tuvieron tanta importancia social (y política) que resultaron objeto del odio de los que, como Goebbels, veían en la cultura una amenaza. En la revista Texturas (marzo 2011) Lola Larumbe, de la Librería Rafael Alberti (Madrid), recuerda cuando su establecimiento fue asaltado por terroristas que entonces, en el inmediato posfranquismo, tenían los libros en el punto de mira de su odio nostálgico.
Ahora los problemas de las librerías no son esos, dice Larumbe. Ahora el problema de las librerías se encierra en una pregunta: ¿Resistirán? Los libreros dicen que sí, pero tienen muchos problemas, y en primera fila está el que afecta a la edición de libros, a la música, al cine y a la prensa: ¿resistirán el desafío tecnológíco? ¿Resistirán, sobre todo, a la piratería?
Los datos no animan al optimismo. Actualmente quedan en en España 4.500 librerías. Desde 2005 el sector vive una cierta estabilidad (los años anteriores cerraban 90 por cada 60 que abrían), pero se espera que su número vuelva a bajar.
En la Feria Internacional de Guadalajara dijo el escritor Fernando Vallejo, autor de La virgen de los sicarios: "Cuando cunda en serio el libro electrónico esta profesión tan honorable [la de editor] que empezó algo después de Gütenberg hace 500 años va a quedar más descontinuada que la de relojero o la de deshollinador".
Para los libreros no es menos preocupante la situación. Por lo menos, dice Paco Goyanes, de la librería Cálamo (Zaragoza), es "enrevesada". Dice Goyanes, en cuya librería se juntaron 125 libreros, editores y distribuidores para hablar de estos asuntos: "Sufrimos (literalmente: casi nadie subraya la carga de dolor que supone la crisis para la mayoría de la población) la crisis económica y social que soportamos todos los españoles, aderezada con algunos elementos propios del sector".
Esos elementos son preocupación común de los libreros: la fuerte caída de las compras institucionales (bibliotecas, centros de enseñanza, Ayuntamientos); un mercado sobredimensionado, con un exceso de oferta que estrangula las librerías y que, dice Goyanes, "recuerda la crisis inmobiliaria".
Tampoco las cifras de lectores son buenas. Un 91,1% de la población declara leer, pero de ellos solo el 55% dice que libros. Eso sí, de estos, el 41,3% afirma que lo hace a diario.
Goyanes ve la situación "enrevesada". Pere Duch, de Babel (Castellón), la ve "mal, muy mal". "Nunca habíamos vivido una situación tan crítica". Los bajos índices de lectura, la progresiva implantación de las nuevas teconologías y su incidencia en el mundo de las librerías, los sistemas de venta de libros de texto impuestos por la Administración, la "desmesurada" competencia en una ciudad pequeña, y la crisis económica son los que convierten en "muy mala" esta situación "enrevesada".
Ese es el presente. ¿Y el futuro? Duch cree que "es muy incierto"; para seguir, "las librerías habrán de dar cabida al libro de papel y a los contenidos digitales" y "deberán buscar la fuerza del asociacionismo, librerías interconectadas que serán capaces de proporcionar mayores ventajas y servicios a sus clientes". Para sobrevivir, dice Concha Quirós (Cervantes, Oviedo), lo que han de hacer los libros es "ejercer su función, que no es otra que ejercer de asesor e intermediario entre el autor y el lector. Las librerías independientes, las que quedamos, tenemos asegurada nuestra pervivencia si somos capaces de ejercer como libreros".
Rodrigo Rivero (Lé, Madrid) añade un sustantivo a la lista de adjetivos fatales: la situación actual, dice, es "de incertidumbre". Pero él es optimista. En primer lugar, "el libro en papel seguirá teniendo durante un gran plazo de tiempo un papel preponderante con respecto al libro electrónico". Pero, para que se cumpla esa versión optimista, "lo que tendríamos que hacer las librerías es adecuarnos a los tiempos, reformar nuestros sistemas informáticos, tener potentes webs de venta para todos los formatos, aparecer en las redes sociales, ofertarnos como espacios culturales para dinamizar las zonas geográficas donde nos ubicamos..." Y, además, "maridar el libro con otros componentes culturales como la gastronomía, la fotografía, la pintura, los viajes... Y, por supuesto, estar muy pendientes del desarrollo e incoporación a la demanda del libro electrónico".
Juan Manuel Cruz, de la librería Rayuela (Málaga), dice que "la situación es bastante complicada". El libro ha perdido mercado, al menos "en un 30%" en los últimos tres años, lo cual ha puesto en riesgo "la viabilidad de las empresas". Las librerías han sido dañadas por "políticas demagógicas" como las que hablan de "la gratuidad de los libros de texto que han convertido a estos libros en mercado de votos electorales".
Hace aún más complicada esta situación lo que Cruz llama "cruzada contra el libro papel y la alabanza al libro digital". Dice que "lo que durante siglos ha sido un valioso objeto social, se ve degradado a un objeto obsoleto que hay que sustituir con urgencia"; esa prisa para sustituir el libro tradicional deja "como marginales" los problemas de la piratería y la pérdida de derechos de autor.
El presente es, afirma Cruz, "tan tormentoso como atractivo". Ya se ve por qué es tormentoso, "pero también supone un reto. Hasta hoy, el mundo de la librería independiente ha sido capaz de superar las amenazas de muerte que han significado los distintos cambios tecnológicos (como el CD-ROM)".
Fernando Valverde, presidente de la Confederación de Gremios y Asociaciones de Libreros (Cegal), considera que "el impacto de la crisis ha tardado algo más en llegar" al mundo del libro que a otros sectores. Pero la crisis convierte la situación "en un momento complicado a la vez que interesante". Se nota "el descenso en las adquisiciones de libros para las redes bibliotecarias" y "ha descendido la venta directa en las librerías".
"La alarma" ante la llegada de los formatos digitales es como una gota malaya; se ha suavizado a medida que ha habido más información sobre los dispositivos de lectura. Valverde cree que las pequeñas y medianas librerías "están soportando mejor estos momentos que las cadenas y las grandes tiendas".
Según él, "tienen una mayor capacidad de adaptación a los momentos duros"; saben, además, "que no es posible crecer siempre y a cualquier precio"; cree que "las dificultades de grandes cadenas en Estados Unidos e Inglaterra, caso de Borders; el cierre de las librerías Crisol en España, y la reciente absorción de la cadena Bertrand por Casa del Libro, hablan por sí solo de las dificultades de soportar estructuras gigantescas, en donde el elemento humano, la calidez del trato, la integración con los entornos es más complicada que en la red de librerías independientes".
Esas sombras no le hacen perder el optimismo. "Nunca como ahora se ha leído tanto. Abren nuevas librerías, con gente joven al frente... En la última década también han irrumpido en el mercado nuevos editores, jóvenes, haciendo apuestas por literatura de calidad, haciendo objetos bellos y apetecibles".
El miedo está ahí. Paraliza, dice. "Pero no debemos perder energías en intentar enfrentar los soportes. No son excluyentes porque la experiencia de leer en papel y la de hacerlo en pantalla son esencialmente distintas. Y las dos son buenas. Y las dos pueden y deben y creo que convivirán mucho tiempo".
"La peor amenaza", afirma, "es no hacer nada. Es resistirse numantinamente a los cambios que se están produciendo. Junto a esto es obvio que el anuncio de la llegada de plataformas como Amazon, o la irrupción en el mercado digital de operadores ajenos hasta ahora al sector del libro suponen nervios y expectación, y, por qué no decirlo, algo de miedo. Es imprescindible que la actitud de la Administración y de los editores sea inequívoca a la hora de buscarse los mejores aliados". Y él cree que los mejores aliados "son los libreros españoles".
Montse Moragas, de Laie (Barcelona), pone énfasis en los peligros que trae la piratería al mundo del libro, "ese es el problema más grave", pero avisa de otra amenaza: "La desintermediación", que el librero "se quede fuera de juego, que no sepa evolucionar para seguir jugando un papel determinante en el mundo de la cultura; que adopte una actitud defensiva y victimista y deje pasar la oportunidad de posicionarse claramente en el mundo digital". Según ella, esa oportunidad llevará al librero "a nuevos públicos, que hasta ahora no frecuentaban las librerías. Las librerías tienen que vender libros en todos los formatos, y además de la presencia física tienen que vender virtualmente".
¿Y qué puede hacer la Administración? La respuesta es unánime: tomarse en serio las librerías como centros de agitación cultural, como otra forma de bibliotecas, algo así como lo que dice Luis Landero: recuperar las librerías "como centro del mundo".
A eso apunta Lola Larumbe: "Creo que la salud de las ciudades, de los barrios, de los pueblos de un país se debería estimar por el número de librerías que alberga y por la calidad de éstas. Parece que no ha habido mucha gente con capacidad de decidir que haya visto esto, que le haya importado el empobrecimiento paulatino que han sufrido los barrios de una ciudad tan importante como Madrid con el despojamiento de sus librerías. Librería y biblioteca, formando un núcleo duro de actividad, deberían estar siempre en el horizonte de los gestores culturales públicos".
"Ir a la librería", concluye Larumbe, "es un signo de humanismo, de humanidad, y es la pérdida de ésta la gran amenaza".

21 abr. 2011

Investigado por estafa el autor de un best-seller solidario estadounidense

Greg Mortenson (izquierda), en el valle de Panjshir, Afganistán. | ApGreg Mortenson (izquierda), en el valle de Panjshir, Afganistán. | Ap
Greg Mortenson, el ex escalador estadounidense convertido en autor de 'best-sellers' solidarios, está siendo investigado por las autoridades por posible estafa después de que el programa de actualidad '60 Minutes' desvelara diversas irregularidades en la ONG que dirige, y denunciara que algunas partes de sus libros son una pura invención.
Mortenson saltó a la fama en 2007 tras publicar el libro de memorias 'Tres tazas de té', que enseguida se convirtió en uno de los libros más vendidos del año. A día de hoy, se han vendido ya más de 4 millones de copias. En la obra, Mortenson explica como, en 1993, se perdió durante varios días mientras escalaba el K2, una de las montañas más altas del planeta, y pudo sobrevivir gracias encontrar pequeña aldea paquistaní de Korbe.
Sus habitantes cuidaron de él durante varios días, y le ayudaron a recuperarse y volver al campamento base. En agradecimiento, se propuso recaudar fondos para crear una escuela en Korbe. En sus esfuerzos, conoció Jean Hoerni, un acaudalado empresario de Sillicon Valley, que le propuso dirigir el Central Asia Institute, una ONG que promueve la educación y alfabetización, sobre todo de las niñas, en Pakistán.
Gracias a la popularidad del libro, el Central Asia Institute empezó a recibir millones de dólares en donaciones, y Mortenson escribió una segunda parte de su obra, 'Stones Into Schools: Promoting Peace with Books, Not Bombs, in Afghanistan y Pakistan'. Como su título indica, en el libro, este ex escalador aboga por invertir en educación como vía para luchar contra el radicalismo islámico.
Esta áurea de autor comprometido, y defensor de las causas solidarias, quedó seriamente maltrecha el pasado domingo, cuando se emitió el reportaje de '60 minutes'. Según el programa televisivo, el Central Asia Institute se atribuye la construcción de escuelas que ya existían, y dedica más dinero a la promoción dentro de EEUU que a la lucha contra el analfabetismo en Pakistán Afganistán.
"En los últimos días, se ha generado preocupación sobre la gestión financiera del Central Asia Institute... Vamos a investigar este asunto, mi oficina no va a precipitarse en las conclusiones, pero tenemos la responsabilidad de asegurarnos que los activos benéficos se utilizan para los propósitos previstos", ha declarado Steve Bullock, el fiscal general del estado de Montana, donde se encuentra la sede de la organización.
La decisión de lanzar una investigación por parte de la fiscalía llega un día después de que Viking Press, la editorial del libro 'Tres tazas de té' hiciera público un comunicado informando que esta revisando las acusaciones de que algunas partes del libro son mentira.
Por ejemplo, a partir de entrevistas con personas que lo conocieron en sus viajes a Asia Central, el reportaje de la cadena de televisión CBS asegura que no es cierto que Mortenson fuera secuestrado en 1996 en la región de Waziristan, uno de los feudos de los talibanes.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/04/21/cultura/1303342314.html

16 abr. 2011

Los libros que los lectores quieren prohibir. El 'top ten' de Estados Unidos

La Asociación Americana de Bibliotecas ha dado a conocer, en su Semana de los Libros Prohibidos, el ranking de títulos que diversos grupos de presión han intentado prohibir durante el pasado año. Con ello pretenden reivindicar la libertad de leer cualquier libro, incluyendo aquellos 'prohibidos'.
Este año, el cuento infantil ilustrado 'Tres con Tango' ocupa el primer lugar. La obra narra la historia de una pareja de pingüinos machos que adopta un huevo del que nace Tango, un pingüinito que hace las delicias de sus nuevos padres. Está basada en una historia verdadera, la de Roy y Silo, una pareja de pingüinos del zoo de Nueva York. El cuento ha sido acusado de "promover la homosexualidad", atentar "contra la familia" y de ser inadecuado para los niños.
La segunda posición es para 'The Absolutely True Diary of a Part-Time Indian', del escritor Sherman Alexie, que en Missouri recibió duras protestas desde los padres por incluir escenas de masturbación.
La novela 'Un mundo feliz', irónicamente ambientada en un mundo en el que los libros están prohibidos, se hace con la medalla de bronce. Ya en 1980, la obra del británico Aldous Huxley, fue sacada de las aulas por citar que el sexo promiscuo "parece divertido". En Irlanda, cuando apareció por primera vez, también se prohibió.
La asociación, por su parte, quiere llamar la atención de los americanos para "proteger uno de los derechos fundamentales más preciados, la libertad de leer". De esta manera, "mientras que nosotros apoyamos firmemente el derecho de cada lector de elegir o rechazar un libro por ellos mismos o sus familias", aquellas objeciones sobre un libro en particular "no deberían dar el poder de restringir a otros lectores el derecho de acceder y leer ese libro", afirmó Barbara Jones, directora de la oficina de libertad intelectual del organismo.

  1. 'Tres con tango' De Peter Parnell y Justin Richardson: Homosexualidad, punto de vista religioso, grupo de edad inadecuado.
  2. 'The Absolutely True Diary of a Part-Time Indian' De Sherman Alexie: Lenguaje ofensivo, racismo, sexualidad explícita, violencia, grupo de edad inadecuado.
  3. 'Un mundo Feliz' De Aldous Huxley: Insensibilidad, lenguaje ofensivo, racismo, sexualidad explícita.
  4. 'Crank' De Ellen Hopkins: Drogas, lenguaje ofensivo, sexualidad explícita.
  5. 'Los juegos del hambre' De Suzanne Collins: Sexualidad explícita, violencia, grupo de edad inadecuado.
  6. 'Lush' Natasha Friend: Drogas, lenguaje ofensivo, sexualidad explícita, grupo de edad inadecuado.
  7. 'What My Mother Doesn't Know' De Sonya Sones: Sexismo, sexualidad explícita, grupo de edad inadecuado.
  8. 'Nickel and Dimed: On (Not) Getting By In America' De Barbara Ehrenreich: Drogas, inexactitud, lenguaje ofensivo, punto de vista político y religioso.
  9. 'Revolutionary Voices: A Multicultural Queer Youth Anthology' Amy Sonnie: Homosexualidad, sexualidad explícita.
  10. 'Crepúsculo' De Stephenie Meyer: Violencia, punto de vista religioso.

Los libros digitales ya ganan al papel en Estados Unidos

Un lector de libro electrónico junto a otro de papel. | ReutersUn lector de libro electrónico junto a otro de papel. | Reuters



EEUU | Las copias vendidas crecieron un 202,3% en febrero

  • En lo que va de año, el formato digital crece un 169,4% y el papel cae un 24,8%
  • Sin embargo, las ventas digitales suponen 164,1 millones y el papel 441,7
  • También crecen los audiolibros: un 36,7% en febrero de 2011 respecto a 2010
Tenía que llegar y la fecha ha sido febrero de 2011. Durante dicho mes, por primera vez, se han vendido más libros electrónicos que en papel. En total, según el último informe de la asociación de editores de EEUU (The Association of American Publishers), se han vendido copias por valor de 90,3 millones de dólares, un crecimiento del 202,3% respecto a febrero de 2010.
Pero no sólo los libros para leer han sufrido un incremento notable. También los audiolibros para descarga han crecido: un 36,7% interanual con ventas por valor de 6,9 millones de dólares.
En cuanto al acumulado del año, en lo que va de 2011 los libros electrónicos han crecido un 169,4% respecto al mismo período de 2010 -lo que supone unos ingresos de 164,1 millones de dólares- mientras los impresos han decrecido un 24,8% -hasta unos ingresos de 441,7 millones de dólares-. Es decir, la venta de formatos digitales sube pero supone una cantidad inferior a la de formatos impresos, aunque ésta haya caído.

Nuevas tendencias en librerías

Así, durante el pasado febrero, los 'ebooks' fueron lo más vendido en todas las categorías que establecen las editoriales estadounidenses, sean libros para adultos o infantiles. Una mejora que esta organización atribuye a la compra masiva de lectores de libros electrónicos durante la Navidad, además de al incremento en la oferta de títulos de los últimos meses.
Otra de las ventajas del formato en crecimiento es que generan nuevas tendencias e intereses de los compradores. Por ejemplo, según los editores, en formato electrónico se reaviva el interés por libros que llevan más de un año impresos. Además, aquellos compradores que adquieren un nuevo título de un autor y les gusta suelen comprar más libros -o todos- del mismo autor.
Un cambio del que, sin duda, quienes más se beneficiarán serán las compañías que venden estos nuevos formatos, especialmente Apple, Amazon o Barnes & Noble. Si bien los editores han logrado con ellas acuerdos que les permiten mantener cierto control en torno al precio de estos libros, mucho más baratos que los impresos, es a través de sus escaparates donde se venden la mayor parte de las copias. Todo un problema para las librerías tradicionales que, como las antiguas tiendas de disco o videoclubes, están condenadas a adaptarse o desaparecer.

15 abr. 2011

'Los hombres se asustan al ver 800 páginas en un libro'

La escritora alemana Sarah Lark está en Madrid presentando su última novelaLa escritora alemana Sarah Lark está en Madrid presentando su última novela
  • La escritora alemana presenta 'En el país de la nube blanca'
  • En Alemania ha vendido más de un millón de ejemplares
  • Vive en Mojácar (Almería), rodeada de sus caballos
En 1952 la fotógrafa Eve Arnold inmortalizó al mito del cine Marilyn Monroe con la novela 'Ulyses' de James Joyce en sus manos.La mujer comenzó a tener acceso a los libros y ahora más de medio siglo después, la mujer es el perfil más buscado del mercado literario. "Mi novela está dirigida a un público femenino, las mujeres leen más y los hombres se asustan al ver 800 páginas en un libro", advierte la escritora Sarah Lark.
Estrena saga con la publicación 'En el país de la nube blanca'(Ediciones B), el último fenómeno editorial en Alemania, donde ha vendido más de un millón de ejemplares.

Portada del libroEsta escritora alemana de nacimiento, española de adopción y neozelandesa de vocación ha conquistado a público y crítica con una novela romántica sobre dos mujeres que emprenden un viaje a Nueva Zelanda en busca del amor y la felicidad. "Es una historia de amor, ambientada en la Nueva Zelanda colonial del s.XIX", declara. Una novela que recuerda inevitablemente a la película 'El piano' de Jane Campion, en la que la actriz Holly Hunter interpretaba a una mujer escocesa enviada junto con su hija a Nueva Zelanda para contraer un matrimonio de conveniencia.
'Me encanta España, la tranquilidad de mi hogar y la soledad de la naturaleza'
Desde un principio, algo que atrajo a la alemana son las atípicas y especiales tradiciones maoríes. Nueva Zelanda fue convertida en colonia británica en 1842 quedando su población indígena, los maoríes, bajo la soberanía de la metrópoli. Durante el proceso de documentación histórica, la escritora mantuvo contacto con maoríes autóctonos de Nueva Zelanda, como Pawhiri y Sigrid. "Respondieron a mis interminables y cuantiosas preguntas sobre la cultura maorí porque para mí es muy importante recibir la información directamente de la fuente, dieron una visión global de los problemas coyunturales del país", explica. Aún así, la alemana se muestra cautelosa y humilde por los posibles errores en algunas descripciones. "Estos solo corren de mi cuenta".
Desde hace ya unos años, Sarah Lark se trasladó a España. Vive en Mojácar, Almería, uno de los lugares predilectos para los turistas alemanes. Ella vino como turista y decidió quedarse. "Me encanta España, la tranquilidad de mi hogar y la soledad de la naturaleza".
Sarah Lark no es su verdadero nombre, es un seudónimo. Su nombre real es Christiane Gohl
Uno de sus sueños frustrados fue estudiar veterinaria. Se declara una amante empedernida de los animales y no en vano, convive rodeada de numerosas mascotas, caballos y perros, entre otros. Se enciende una sonrisa en el rostro de la escritora cuando nombra a Cleo, su perro y su verdadero amor. "Me hace compañía sin pedirselo". Y es que en su vida no hay hombres. "No estoy enamorada, soy demasiado romántica para tener novio, los verdaderos príncipes están en los personajes masculinos de mis novelas". Aunque confiesa que el hombre ideal de toda mujer debe ser paciente, bondadoso, romántico y amable. "¡Y eso no existe!", exclama.
Adoptar un seudónimo implica crear una influencia que cae sobre los textos. A veces esta influencia es pequeña, otras no es deliberada, pero está presente siempre. Sarah Lark no es el verdadero nombre de la escritora, es un sedónimo y, según el género literario que trate, utiliza un nombre u otro. Desde la firma, la escritora otorga una marca a su novela. "Sarah Lark es el nuevo nombre que estoy utilizando para esta saga", manifiesta. En Alemania, su editorial pidió a la escritora que prescindiese de firmar con su verdadero nombre porque le identificarían con "la mujer de los caballos". "Si buscas en Internet mi verdadero nombre encontrarás 300 libros sobre equitación". En realidad, se llama Christiane Gohl y en España ha firmado novelas históricas con otro seudónimo, Ricarda Jordán.
Avalada por su éxito en Alemania, Sarah Lark (si podemos llamarla así) espera que se vendan los mismos ejemplares en España, aunque sabe que es difícil superar el número de lectores de los que dispone en Alemania. Al ver su novela traducida al idioma español, su expresión facial se torna confuso. Su dominio de la lengua castellana es limitada pero correcta para entablar una conversación. Admite sus dificultades para entender en plenitud la traducción de su novela. "No entiendo más de diez palabras seguidas".
Las continuaciones de la saga ya están a la venta en Alemania y la escritora hace un juramento a los lectores españoles. "Las siguientes novelas no son tan románticas".

13 abr. 2011

El 'ebook' dobla su presencia en España hasta el 3% de la facturación del libro


El 'ebook' supuso en España el año pasado un 3% de la facturación del total de libros, según las estimaciones recogidas por el Observatorio de la Lectura y el Libro en el informe Situación actual y perspectivas del libro digital en España, en base a conclusiones de distintos informes que citan a lo largo del documento. Supone el doble que la cifra de 2009, recogida en las cifras de Comercio Interior del Libro en España.
Una evolución al alza pero lejos aún -también por la menor penetración de lectores electrónicos (en España hay ahora unos 200.000, según Libranda)- de las cifras de EEUU, el país que lidera este mercado. Según la American Association of Publishers, el negocio de los libros electrónicos alcanzó en 2010 los 316,6 millones de euros, un 164% más que el año anterior, y representa ya el 8,3% de la facturación total del sector.
Anualmente la industria del libro español mueve cerca de 4.000 millones de euros, el 0,7% del PIB, y da empleo a más de 30.000 personas, según los datos del informe.
El informe destaca el impulso de la edición digital desde algunas iniciativas españolas, como Publidisa (Todoebook), 36L Books, Amabook, Leer-e o Libranda, aunque apunta que la mayor disponibilidad de aparatos no ha venido acompañada en paralelo por una oferta de contenidos suficientemente.
El miedo a la piratería es una de las principales razones que apunta el sector a la hora de justificar esta situación, según recoge el informe, que estima que en 2012 una de cada cuatro editoriales españolas podría estar comercializando en versión digital más de la mitad de su catálogo, y una de cada tres ofertaría más de la mitad de sus novedades en digital.
De momento, la edición de libros se incrementó un 45,6% respecto al año anterior, con un total de 18.221 títulos. El libro digital supuso el 15,9% de las obras registradas en 2010.
El documento incluye además algunas estimaciones sobre la evolución del mercado en los en los próximos cinco años; para el año 2015 las predicciones apuntan a una cuota de mercado de los libros electrónicos del 22,5% en Estados Unidos; muy por detrás se situarían los países europeos mencionados, con Reino Unido a la cabeza (14,2%), seguido por Alemania (6,3%) y Holanda (4,4%).

1 abr. 2011

Marta Fernández (la Cuatro) y Gina Montaner, en la presentación de 'La mala fama' en la Fnac de Callao

Marta Fernández y su ejemplar de La mala fama
Las dos periodistas y La mala fama
Las ponentes caracterizan la novela como "viajera", "profunda" y "maravillosa"
Gina lee un fragmento del libro
Marta Fernández comenta en Twitter lo que está pasando en la presentación
La presentación es ágil y dinámica gracias a la participación de los invitados
La sala de Fnac en Callao está llena en la presentación de La mala fama
Marta Fernández "se cuela" entre los lectores y consigue el primer ejemplar firmado

Los trabajadores de Flamma, orgullosos al lado de Marta Fernández
Las futuras lectoras de La mala fama posando con la autora
A Fnac casi se le agotan los ejemplares del libro debido a la gran afluencia del público
Algunos no resisten y empiezan a leer inmediatamente después de la presentación

Alexia Hurtado investiga a los políticos

Después de muchos años dedicado a la televisión desde varios puntos de vista, Luis Campo Vidal da un giro a la novela negra y nos presenta en www.elcampdeturia.com su nueva obra 'Alexia y los magnates' Alexia Hurtado una detective de Cornellà, ex policía, recibe el encargo resolver el caso de un magnate de la Televisión lleno de enemigos, desaparecido mientras navegaba con dos amigos en un barco...
En la primera aventura Alexia buscaba un cuadro perdido del Museo Dalí, ahora busca un magnate de la televisión. No se anda con pequeñeces.
No, de hecho pronto va salir la siguiente entrega que irá sobre la corrupción en el mundo inmobiliario, y ya estoy pensando en la sucesiva sobre el mundo del futbol. Alexia y yo no entendemos de todos los temas, pero estamos dispuestos a aprender.
En el libro aparece una idea brillante sobre una red social que se llama Suur, que a la vez tiene banco propio y sirve para hacer de todo, incluso comprar vuelos. ¿No cree que una idea así es para crearla uno mismo, en vez de para ponerla en una novela?
Se necesitaba menos dinero para esto y el riesgo es mas bajo (risas) No en serio, creo que llegaremos a ello. Antes se creó Myspace o Second Life y ahora están casi muertos, ahora la moda es Facebook o Twitter, pero no sabemos lo que habrá en el futuro. Lo que yo he inventado en Suur, que por cierto significa grandeza en estonio, es una red de gente que no puede suplantar su personalidad y además tiene un nivel económico muy alto, como el glamour vende tanto, no se tardará en inventar una red así.
¿Un hombre como tú que se ha movido tanto en estos mundos de poder llega un momento que dice, “Conozco tantas historias, que tengo para un millón de buenas novelas negras”?
A veces me pregunto como me he metido en todo esto, soy consultor de televisión e intento estar adelantado en mi campo. Así que una vez, intentando crear un personaje para un curso de TV movie, creé el personaje de Alexia, una inspectora procedente de Cornellà, hija de inmigrantes de Extremadura, que ha sido policía y a pesar de ser de origen humilde ha sabido escalar gracias a su inteligencia, que ha sabido estar en el sitio justo en el momento justo gracias a su esfuerzo. El mismo personaje se mantiene en las tres novelas, pero siempre intento poner un tema de fondo sobre cosas que conozco. Como ya he dicho la siguiente será sobre el tema inmobiliario y estoy pensando otra sobre el mundo del futbol.
Nosotros conocemos de la televisión los grandes canales y empresas, pero hay un mundo más pequeño de empresas no menos importantes que se dedican a producción, realización etc... Que mueven muchos intereses.
Un sinónimo de mafia es negocio (risas). Es cierto que la radio, la TV o la prensa es un buen instrumento de poder, yo he visto una corporación que ponía y quitaba ministros. Ahora, en cambio tenemos el ejemplo de Tele 5 que sólo mira la audiencia, lo demás no importa. Hubo una época que las productoras y la gente que salía en televisión ganaban mucho dinero, en cambio los canales no, eso hizo que decidieran cambiar, ahora están entrando en productoras, emisiones por satélite etc.Lo que genera un entramado de intereses brutal.
¿Es realmente tan terrible y lleno de tiburones, la TV?
La palabra magnate procede de esas personas que siendo de origen humilde montan imperios, tal cómo fue Antonio Asensio montando el grupo Zeta o Polanco con el grupo Prisa. En Sudamérica aun hay muchos casos más. Estas personas son especiales y todo gira en torno suyo, tienen muchas envidias generadas, cuando una persona así desparece los tiburones salen de todas partes buscando una parte del pastel, porque los bancos dejan de confiar en la empresa y todo lo que giraba a su alrededor pierde confianza. Una vez vi una estadística que los directivos de TV duraban 2 años de vida como media en las cadenas, es una profesión en que estás en el punto de mira cada día.
En la lectura del libro se te nota un gran conocimiento y pasión por San Petersburgo.
Si, me gusta mucho, de hecho conocí a mi mujer, que es de allí, gestionando un viaje a aquella ciudad y hablando de la antigua Leningrado, del acoso que sufrió en la Segunda Guerra Mundial, etc.. He ido muchas veces y conozco a gente que me explica cosas, todos los escenarios y las tiendas que salen en la novela existen en realidad. También siento pasión por sus museos, como se muestra en la novela.
¿Un hombre tan pegado al mundo de la imagen no ve a su personaje en la pantalla?
Esa sería la idea, hacer varias novelas y sacar una serie. Al principio dices que vas a hacer cinco novelas y parece que estás loco, pero no pasa nada, lo haces y ya está sin embargo en la tele es diferente, ya lo tienes que tener hecho para tan sólo proponerlo. Luego habrá que ver lo que dicen los productores porque yo quiero que salga San Petersburgo, por ejemplo, ya veremos los recortes que hacen después. Tú quieres una cosa y viene un productor y te dice en cualquier momento que eso vale mucho y no se puede hacer.

Fuente: www.elcampdeturia.com