31 dic. 2010

LA HIJA DE CLEOPATRA: habilidad, soltura y buen ritmo

El auge de la novela histórica no es una moda pasajera. Recuerde el lector Quo Vadis del premio nobel polaco Henryk Sienkiewicz, Ben-Hur del norteamericano Lewis Wallace, Los últimos días de Pompeya de Edward Bulwer-Lytton, Sinuhé el egipcio de Mika Waltari o El dios de la lluvia llora sobre Méjico de László Passuth, entre otras muchas, pero ahora se publica muchísimo más en nuestro país y no son pocos los autores patrios que se apuntan al género.
La historia de Roma da para mucha literatura (aconsejo al lector que no se pierda los libros magníficos que sobre ese imperio, determinante de nuestra cultura y que nos explica el presente, tiene escritos Pedro Gálvez). La norteamericana Michelle Moran aborda en La hija de Cleopatra los avatares de Selene, y sus hermanos Ptolomeo y Alejandro, hijos de Cleopatra y Marco Antonio, cuando quedan huérfanos y son trasladados, en su calidad de prisioneros de lujo, a la Roma imperial por el vencedor de la guerra contra Egipto, Augusto, y confiados a Augusta, primera esposa de Marco Antonio. En Roma, Selene se ve envuelta en numerosas intrigas protagonizadas por un misterioso y justiciero defensor de los esclavos, que firma sus proclamas en el templo con el nombre de Águila Roja, y será testigo de la guerra de ambiciones y poderes que sacude la sociedad romana.
Con habilidad, soltura y buen ritmo construye Michelle Moran este thriller histórico en el que los ojos de la hija de Cleopatra, como extranjera, aportan su visión valiosa de ciertas prácticas bárbaras que le causan profunda extrañeza. Como en otras civilizaciones muy avanzadas, la cultura, el cultivo de las artes y el desarrollo del pensamiento no estuvieron reñidos con la crueldad, y la autora norteamericana nos ilustra, entre otras cosas, sobre el triste destino que sufrían las niñas no deseadas, que eran abandonadas en la columna lactaria (en donde algunas se salvaban por ser amamantadas por voluntarias nodrizas que se apiadaban de su situación) para ser reclutadas, siendo niñas, para los burdeles; lo que valía un esclavo, nada, alimento de las lampreas de los estanques; cómo se remataba a los gladiadores malheridos o los juicios públicos que llegaban a condenar a muerte a todos los siervos de un patricio por el delito de uno de ellos.

La hija de Cleopatra es una novela atractiva, bien escrita, con diálogos abundantes pero bien construidos, perfectamente desarrollada de principio a fin y que cumple a la perfección con los requisitos de su género, el de deleitar instruyendo.

Fuente: La soledad del corredor de fondo, El destilador cultural

30 dic. 2010

Por qué no se acentúa ‘guion’

29 de diciembre de 2010
La Ortografía de la lengua española en su versión de 2010 trae algunas novedades. Una de las que han armado más revuelo es que se dejan de acentuar gráficamente un puñado de palabras que tradicionalmente tenían tilde, como guion, hui, truhan, fie, pie (del verbo piar), lie, rio, lio, riais, Sion, ion, etc. (Ortografía, pp. 225, 235-236).
En realidad, la novedad no es tanta. Ya en la edición de 1999, la Academia aceptaba la doble grafía, con y sin tilde, para todas estas palabras. El único cambio en la actual es que esa tilde, que antes era facultativa, se elimina definitivamente.
Lo que se busca con esto es ganar en regularidad. No conviene perder de vista que, por muy acostumbrados que estuviéramos, la acentuación de estas palabras constituía una anomalía dentro del sistema de uso de la tilde, puesto que ortográficamente se deben considerar monosílabas con independencia de que unos hablantes pronuncien “guion” (en una sílaba); y otros, “gui-on” (en dos).
Las reglas de acentuación se basan en una serie de convenciones que se pueden apartar ocasionalmente de lo que efectivamente se pronuncia. El caso que nos ocupa no pasa de ser uno más de los desajustes entre escritura y pronunciación que salpican nuestra ortografía. Si no nos extraña que hola se escriba con hache, tampoco nos debería sorprender que, convencionalmente, consideremos guion monosílabo (de hecho, lo es para muchos hispanohablantes, insisto).
La convención general de la que se deriva la falta de tilde en guion y sus compañeros es que cuando se unen una vocal abierta (a, e, o) y una cerrada (i, u), tenemos un diptongo. A tal efecto, la presencia de una hache, como en truhan, es indiferente.
Al aplicar de forma coherente esta convención, nos encontramos con que estas palabras son monosílabas. Y como es bien sabido, los monosílabos no se acentúan salvo casos de tilde diacrítica.
Nuestros académicos hacen hincapié (pp. 226-227), además, en que la finalidad de la tilde no es marcar la división en sílabas, sino indicar cuál es la sílaba tónica en las palabras que la tienen.
De este modo, al eliminar el curioso privilegio de que gozaban estos monosílabos, se consigue regularizar el conjunto, con lo que sale beneficiado el principio de economía, aunque pueda quedar maltrecha la costumbre. Nada sale gratis en esta vida.
[Blog de Lengua Española de Alberto Bustos, Por qué no se acentúa 'guion']

Balcells vende su archivo a Cultura

Balcells, tras el discurso de Vargas Llosa previo a recibir el Nobel. :: EFE
Los valiosísimos papeles de Carmen Balcells (Santa Fe de la Segarra, Lleida, 1930) están ya en la sede del Archivo General de La Administración, en Alcalá de Henares (Madrid). Hasta allí fueron trasladados desde Barcelona en tres grandes camiones poco después de que el diario 'Público' desvelara la venta de estos documentos al Estado por tres millones de euros. En los próximos días se espera que lleguen a Alcalá otros dos contenedores cargados de documentos, según ha confirmado el director general del Libro, archivos y documentos, Rogelio Blanco. Son varias toneladas de documentos que, alineados, ocuparían dos kilómetros y medio de estanterías, que encierran la historia de la agencia desde 1954 hasta hoy y que se guardaban en tres almacenes situados en Barcelona y Cervera (Lleida).
La agente literaria condicionó el acuerdo con el Estado a que el archivo se mantenga unificado en un solo centro o institución, según adelantó 'Público'. El alto funcionario de Cultura, que no descarta que para garantizar esa unidad se cree en Alcalá una sección específica, estima que el precio de los papeles de Carmen Balcells está «muy por debajo del de mercado». «Balcells ha tenido un acto de generosidad con todos los españoles que le debemos agradecer. Ha querido que ese material estuviera a disposición de los estudiosos españoles e hispanoamericanos», resumió. Según Rogelio Blanco, para quien los papeles constituyen «un conjunto fundamental para estudiar la eclosión de la literatura iberoamericana del siglo XX, de la que Balcells fue una gran impulsora».
Cinco premios Nobel
Los papeles de la 'súperagente' que cambió las reglas del juego en el mundo editorial y fue el factótum del boom hispanoamericano para todo el mundo desde Barcelona, constituyen sin duda el archivo contemporáneo más importante de las letras hispanas. Hay originales de cinco premio Nobel, -Pablo Neruda, Vicente Aleixandre, Camilo José Cela, García Márquez y Mario Vargas Llosa- , y de un puñado de 'cervantes'. Está la correspondencia de Carmen Balcells con este selecto grupo de autores y con otros como Rafael Alberti -trufado de dibujos del poeta- adquisiciones como el archivo de Paul Bowles, anotaciones, cientos de fotografías o los leoninos contratos con los que Balcells levantó su imperio y mantuvo un estricto control del negocio. Se desconoce si ha entregado a Cultura la totalidad de los documentos o si se reservó para sí algunos como el inédito diario de Jaime Gil de Biedma datado en 1978 y que se ha negado a publicar.
La agencia de Carmen Balcells se limitó el pasado viernes a confirmar que había «negociaciones» cuando la venta estaba cerrada y los papales habían abandonado ya los almacenes catalanes e iniciaban viaje al centro de la península. Tampoco hizo comentarios sobre las informaciones de que apunta como tras la venta de sus papeles al Estado, Carmen Balcells estaría negociando la venta del 50% de su mítica agencia literaria. Algo que se daba por hecho en la pasada feria de Fráncfort, en la que la supuesta debilidad económica del negocio de una Balcells a la caza de socios era la comidilla. Sólo hasta que se anunció el premio Nobel para Vargas Llosa y las caras largas se tornaron en sonrisas. Unas sonrisas acentuadas meses después, cuando otra de las autoras de la 'casa' Ana María Matute, se hacía con el premio Cervantes.
Gobernanta
Al pie del cañón con ochenta años cumplidos, Carmen Balcells, la verdadera 'Mamá grande' para García Márquez, ha sido la gobernanta entre bambalinas del cotarro editorial hispano, y ha tenido bajo su férula a los mejores talentos de la literatura española y latinoamericana de los últimos cincuenta años. En su nómina de escritores españoles como Juan Marsé, Camilo José Cela, Miguel Delibes, Juan Goytisolo o Manuel Vázquez Montalbán.
A parte de 'nobeles y 'cervantes' en su agencia han estado representado los escritores más talentosos, como Javier Crecas, Gustavo Martín Garzo o Eduardo Mendoza, por citar solo a tres de los últimos más galardonados. Sin su trabajo no existiría el 'boom' latinoamericano, por más que ella renegara de esa denominación. Fue Balcells quien apadrinó, aupó y sostuvo a autores como García Márquez, Vargas Llosa -le puso un sueldo de 500 dólares mensuales para que dejara su labor de periodista-, José Donoso, Juan Carlos Onetti, Julio Cortázar o Isabel Allende, entre otros, dando vida al fenómeno editorial que globalizó las letras hispanas.
Esta operación ha sido la segunda da de mayor coste económico llevada a cabo por las administraciones públicas en los últimos años. En el 2007 la Junta de Andalucía y la Diputación de Málaga pagaron cinco millones de euros el archivo del premio Nobel Vicente Aleixandre (1898-1984). La junta de Castilla y León desembolsó un millón de euros por el archivo de Carmen Martín Gaite (1925-2000), mientras que el Estado pagó 700.000 euros por el archivo fotográfico de Agustí Centelles. Para dejar Cataluña y viajar al archivo de Salamanca.

Fuente: laRioja.com

25 dic. 2010

Un pequeño problema: libro que os recomiendo para leer en Navidad

 La vida te puede dar agradables sorpresas y una agradable sorpresa iba a ser para las protagonistas de "Un pequeño problema" de Ana Viladomiu la herencia que las esperaba nada más cumplir 45 años. ¿Quién les ha dejado la herencia? Una amiga, Miriam, muerta hace casi 25 años.

Con este argumento un tanto peculiar la escritora catalana Ana Viladomiur consiguió engancharme hasta el final de la novela. con la excusa de la herencia, nos va contando las vidas de Miriam, Carola y Rita, tres compañeras de colegio cuyas vidas han seguido derroteros distintos.
Miriam encuentra la muerte con sólo veinte años. ¿Cómo es la vida de sus amigas desde entonces? Pues muy distinta.
Por un lado tenemos a Rita que vive una vida que la hace infeliz; casada con Luis, un hombre por el que siente unos celos obsesivos, intenta sin éxito ser escritora de renombre. Rita es hija de una familia con posibles y no sufre estrecheces económicas, pero no es feliz.
¿Es feliz Carola, la amiga obsesionada con ser rica a toda costa? Carola era la compañera pobre, a partir de ahí la autora te va contando todo lo que es capaz de hacer con tal de conseguir la ansiada riqueza que persigue. ¿Y a qué se atreve? ¡A prostituirse! Carola lleva una vida oculta, paralela a un trabajo normal: es una pretty woman de lujo.
Pese a todos sus esfuerzos por salir de la pobreza y alcanzar la ansiada riqueza, Carola fracasa. Cuando le notifican la herencia de Miriam, la amiga que falleció a los 20 años, cuando no pensaba en morir sino en cconvertirse en una misionera en la África necesitada de ayuda, Carola se encuentra con el agua al cuello. El dinero no le sobra, al contrario, y tiene que sacar adelante a una niña y sufragar los gastos de una anciana.
En principio no saben cuál es el regalo que les entregaran al cumplir 45 años dentro de unos meses. Hablan, hacen especulaciones, se cuentan sus vidas fracasadas y sienten y comparten la tristeza que cualquiera de nosotros sentiría si se viera cuarentón o cuarentona y no hubiera podido alcanzar sus sueños veinteañeros. La vida es cruel. Carola no ha conseguido la riqueza. Rita no ha conseguido ser feliz en su matrimonio ni en su trabajo. Carola es la pobre niña pobre. Rita es la pobre niña rica. ¿Cuál de las dos es más pobre? Carola, por supuesto. Los problemas de Rita con sus hijos adolescentes, su marido que tantos celos le causa, sus fracasos como escritora son ridículos al lado de los problemones económicos de Carola. La amiga pobre del colegio tiene motivos para desear abrirse las venas como mínimo.
El libro te engancha. Yo hubiera deseado que tuviera más páginas. Se me hizo cortísimo con sus 203 páginas. Ana Viladomiu resume mucho la historia, supongo que es consecuencia de ser una autora primeriza con esta novela que publicó hace unos meses, en septiembre del aún presente 2010.
Pero que nadie piense que es un libro triste. la autora salpica la historia de estas dos mujeres cuarentonas más la de su amiga que no pasó de los veinte años con buenas dosis de humor, que le dan vidilla a la novela. Es, pues, una novela que podríamos calificar como Chick lit, fácil de leer, con diálogos divertidos, lenguaje sencillo. El típico libro que os recomiendo para leer en Navidad sin complicarte la existencia con grandes reflexiones. Bueno, alguna reflexión sí tiene. La amistad, por ejemplo, sale muy bien parada. Carola y Rita retoman su amistad después de muchos años sin coincidir como si hubiera sido ayer mismo cuando compartían pupitre en el colegio. También te hace pensar sobre la infidelidad. ¿Vale la pena seguir casada con un hombre que te es infiel? Yo no seguiría, o tal vez sí. Podría ponerle los cuernos y así estaríamos empatados en el partido matrimonial. Espero que yo y mi santo esposo no lleguemos a ese matrimonio a cuatro bandas por el bien de nuestra descendencia.
Mi personaje favorito es el de Carola. Me gustan los perdedores y los malos. Carola es víctima de su destino. Nació pobre y parece que morirá pobre, pese a sus esfuerzos por alcanzar la solvencia económica que disfrutan sus amigas. ¿Cómo regresa a los apuros económicos? Por culpa de su gestor, que se le marcha con los cuartos. ¡Qué penita! Como decía mi abuela, cuando eres pobre siempre encuentras un ladrón que te haga más pobre.

En resumen, que os recomiendo "Un pequeño problema", más para leer estas tardes de navidades familiares mientras tu suegra o tu madre monopolizan la cocina porque ellas saben más que un chef, que para regalar. Es el libro que debes regalarte a ti misma para desconectar de la realidad odiosa de la Navidad.

Fuente: CIAO

12 dic. 2010

Generación Reader: [en el personaje de Rita] descubrí los retos a los que se enfrentan los escritores noveles

Un pequeño problema nos relata una bonita historia de amistad de dos mujeres diferentes, Rita y Carola que tras la muerte de una amiga íntima de ambas, se vuelven a encontrar después de casi más de veinte años puesto que su amiga les dejó un poco antes de morir un regalo que ellas deberán recibir el día que cumplan los 45 años.

La historia del libro comienza con Carola, una mujer algo caprichosa, con una infancia un poco dura, y con un elevado gusto por la moda y las marcas desde que era una niña ( en especial por la gafas de sol, y otros complementos). Poco a poco y a través de las páginas dedicadas a ella ( en primera persona) nosotros iremos asimilando su personalidad, su constante afán de dinero ( que hará que se convierta en señorita de compañía ) después de probar suerte con otros empleos. También viviremos sus desengaños amorosos y su mayor desengaño, que le cambiará la vida para siempre. Carola nos puede resultar en algunos momentos quizás algo infantil y egoísta, desea tener muchas cosas y cuantas más mejor, pero al mismo tiempo (debo decir que me identifico con ella porque) es una chica soñadora, llena de sueños por cumplir, y quizás lo más importante de todo, se esfuerza por lograrlo ( de un modo u otro, claro). En resumen, Carola es una buena persona a pesar de algún que otro defecto ( nadie es perfecto) y su obsesión por algunas cosas...

Nuestra segunda protagonista del libro es Rita, una mujer que parece vivir en un estado de ansiedad continuo por culpa de su marido Luis, puesto que está segura que siempre y cuando puede, le pone los cuernos. ( El alto nivel de celos de Rita, supondrá alguna situación que otra bastante divertida al lector). Y también debido a su deseo de terminar de escribir su novela, pero por mucho que lo intenta, no logra dar con la forma adecuada para que le guste al 100%. Pues eso, Rita parece vivir en un estado de ansiedad continuo, entre las peleas con su marido, la novela que no le sale, sus hijos y más cosas buscará otros medios  para dar con la fórmula del éxito para acabar su proyecto con el cual lleva trabajando desde hace años.

 La verdad es que la trama del principio de la novela “ el regalo para las chicas cuando cumplan los 45” pasa a un segundo plano ( hasta se puede decir que en algún momento se olvida, pero es normal puesto que nos relatan la vida de las chicas antes de que pase eso), nos centramos en la vida de Carola y la novela de Rita que se pasa casi parece el día entero escribiendo sin salir de casa. Pero también tenemos a otros personajes interesantes, que llenarán la novela de momentos curiosos y fantásticos que te harán vivir el amor, la pasión, el odio, la desesperación, la bondad  y algunos momentos hasta filosóficos.

En resumen, las protagonistas y los personajes secundarios están muy bien logrados, parecen casi de carne y hueso y no te cuesta nada meterte en “su piel” además el ritmo es muy fácil de llevar con ambas protagonistas y la autora utiliza un lenguaje fácil y sencillo ¿ qué más se puede pedir?

... El cuidado y variado vocabulario de los personajes, las situaciones, los saltos temporales, las descripciones, todo eso me parece que está muy bien logrado. Los sueños de las protagonistaste resulta muy fácil  meterte en esos sentimientos y ver además como ellas evolucionan a lo largo de las páginas. El ritmo se te hace muy ameno y si te lo propones puedes devorar el libro desde la primera página hasta la última en un par de horas. Tiene además una buena dosis de humor, situaciones que lograrán sacar una sonrisa e incluso una risa a más de uno.  Una de las cosas más curiosas, bueno lo que me ha gustado muchísimo es que leyendo el libro descubrí  los retos a los  que se enfrentan los escritores noveles a la hora de publicar su libro y pulir y más pulir su borrador. Y claro, lo más importante de todo el tema de la infidelidad, que resulta ser molesto en una relación  y no se puede solucionar sin peleas y sin provocar dolor en tu pareja.

Lo que más me ha gustado:
-El libro escrito en primera persona y contado por dos protagonistas.
-El final de cada capítulo, me refiero la frase final es el comienzo del capítulo nuevo y parece una muy, muy buena idea.
-Las cosas que le pasaron a Carola siendo Señorita de compañía.
-Las formas de búsqueda de inspiración por parte de Rita.
-Canciones, libros, frases que aparecer en el libro.
-La forma de hablar sobre " el pequeño problema"

Lo que no tanto:
-Rita con su obsesión por ser recordada.
-En algún momento me perdí un poco con los saltos en el tiempo.


En resumen, es un libro fresco, que trata en profundidad el tema de la infidelidad y con el cual muchas mujeres ( y hombres) se sentirán identificados. Además es  una bonita historia de amistad. Tres amigas a las que siempre les quedará París. Lo recomiendo.



Fuente: Generación Reader

9 dic. 2010

Luis Campo radiografía el mundo del poder mediático en su segunda novela

Tras irrumpir en el género de la novela negra con "Robo en el Museo Dalí", Luis Campo retrata los entresijos del poder mediático en su segunda entrega, "Alexia y los magnates de la comunicación", donde la ex inspectora investiga la misteriosa desaparición del propietario del mayor grupo audiovisual español.

Decidido a convertir las peripecias de la investigadora Alexia Hurtado en una serie, de la mano de la protagonista el autor se sumerge en esta ocasión en las luchas internas de las grandes empresas de la comunicación, mostrando los resortes legales y los mecanismos espurios para ejercer su control.
Luis Campo Vidal, que tiene en su currículo trabajos y proyectos para Canal Satélite Digital o Antena 3 TV, entre otros medios, aprovecha su experiencia como consultor de televisión, multimedia e Internet para situar al lector en el epicentro de una batalla por el control de un 'holding' mediático al desaparecer el magnate Julio Ramos durante la travesía de un pequeño velero por el Mediterráneo.
El lector avezado podrá establecer paralelismos entre ciertos personajes, como el propio Ramos, con algún empresario de éxito del panorama comunicativo español, si bien "todo parecido con la vida real será pura coincidencia", advierte Luis Campo con no poca ironía.
Una de las tesis que plantea Campo en su novela es la fragilidad de determinados imperios de la comunicación, que en ocasiones dependen de una o unas pocas personas, por lo que, pese a su apariencia de solidez, "tienen los pies de barro".
En este sentido, Luis Campo ha dicho a Efe que "a veces no nos damos cuenta, pero un imperio puede depender de una persona, y si desaparece alguien con una posición clave en un 'holding' empresarial, se desata una lucha legal o personal por ocupar el poder que tenía, en la que surgen muchas ambiciones y vanidades", un escenario que presentaba "mucha salsa para desarrollar una novela".
Campo define a los nuevos magnates del mundo audiovisual como unos empresarios "que en una sola generación, trabajando desde abajo, han sabido crear un imperio mediático", en contraste con las familias que tradicionalmente han controlado periódicos centenarios, cuya propiedad se ha transmitido de generación en generación.
"En cambio, en el mundo audiovisual y no digamos en el mundo de Internet, esto se da muy rápido, tanto de subida como de bajada, y nadie garantiza que algo tendrá éxito toda la vida solo porque lo tuvo ayer", lo que lleva a estas empresas a estar en continua transformación, explica el autor.
En la actualidad, Campo ve "una crisis estructural de los medios muy clara por la llegada de Internet que aún tienen que resolver", y para la que están aplicando diversas fórmulas, a lo que se suma "una crisis coyuntural, la crisis económica, que afecta directamente al mundo de la publicidad".
Todo ello ha derivado en "un proceso de concentración de medios audiovisuales que han facilitado las nuevas leyes", lo que, añadido a las posibilidades de las nuevas tecnologías, ha posibilitado la aparición de grupos que controlan hasta ocho canales de televisión, un panorama impensable hace unos pocos años.
En la complicada relación entre poder político y poder mediático, Luis Campo no vislumbra la preeminencia de uno sobre otro, sino una "doble influencia" en la que a veces los medios pueden acabar con la carrera de algún político, y los políticos favorecer a unos grupos u a otros en función de sus propios intereses.
La investigación de Alexia Hurtado la lleva por escenarios de Barcelona, Madrid, Galicia y San Petersburgo, la antigua capital del imperio ruso, que Luis Campo conoce de primera mano por ser la ciudad donde residía su esposa y a la que sigue viajando regularmente.
"San Petersburgo es una ciudad un poco desconocida, pero muy bonita, además de un territorio interesante, porque es un enclave europeo, aunque fuera de la UE, con otras leyes y una menor influencia de organismos como Interpol", explica el autor sobre esta metrópoli, a la que viajará la ex inspectora jefa de los Mossos d'Esquadra en busca del magnate desaparecido.
Tras la reciente publicación de "Alexia y los magnates de la comunicación" (Flamma Editorial), Campo Vidal ya trabaja en lo que será la tercera entrega de la serie sobre Alexia Hurtado, "Barcelona, zona cero", centrada en un tema de plena actualidad, como es la especulación inmobiliaria. 

Fuentes: 

8 dic. 2010

UN PEQUEÑO PROBLEMA: una bonita historia de amistad

Debo la lectura de esta novela a la editoria Flamma que, muy amablemente, se ofreció a enviármela y, efectivamente, lo hizo. Muchísimas gracias María: gracias a tí y a tu editorial he descubierto a una escritora y he disfrutado muchísimo con la lectura de su primera novela.
Ana Viladomiu
Esta barcelonesa inició estudios de Geografía e Historia pero, a falta de una asignatura para licenciarse, abandonó la carrera, convencida de que se había equivocado de elección.
"Un pequeño problema" es su primera novela
Argumento
Pocos meses antes de cumplir los 45 años, Carola y Rita reciben una llamada de un notario: el día que cumplan los 45 recibirán un regalo de Miriam, antigua amiga que murió cuando las tres tenían 20 años.
Esta circunstancia hace que las amigas se reencuentren y que, mientras tanto, recuerden y nos cuenten lo que les ha pasado durante esos años.
Carola, Rita y Miriam iban juntas al colegio. Rita y Miriam eran ricas; Carola no, pero tenía gustos de rica y desde muy jovencita se prometió que de mayor viviría bien. Así que, junto a su trabajo oficial, empezó a desarrollar uno extraoficial: chica de compañía o prostituta de lujo.
El sueño de Rita siempre fue el de ser escritora. Pero, por más que lo intenta, no consigue escribir nada decente. Por otro lado, está obsesionada con Luis, su marido, del que constantemente tiene celos.
Datos técnicos
La novela ha sido publicada por Flamma Editoria en septiembre de 2010.
Disponible, de momento, en edición de gran tamaño, tapa blanda.
ISBN: 9788493728397.
Tiene 203 páginas
Impresiones
Ya he adelantado que la novela me ha gustado mucho; me ha resultado entretenida y la he leído en un suspiro: en unos cuatro días (que ahora, con el bebé pequeño que tengo, es todo un récord).
Antes de nada, tengo que hacer mención a la edición, realmente cuidada y bonita.
La portada es de ésas que llaman la atención (al menos, a mí), que entra por los ojos. Una portada de fondo blanco, en la que se pueden ver tres barbies vestidas de uniforme.
Las hojas son de muy buena calidad, gorditas, de tacto agradable. No me suelo fijar demasiado en estas cosas así que, si lo he hecho, es porque realmente resulta una edición bastante especial. Lo cual es de agradecer: dado el precio de los libros, lo mínimo que se puede pedir es que se cuiden las ediciones.
La novela pertenece a la colección Un mundo de mujer. Eso y la portada, podría hacer pensar que es una novela chick-lit pero, ¿realmente lo es? En mi opinión no. El chick-lit se caracteriza por una superficialidad y frivolidad de la que esta novela carece. El simple hecho de que sus protagonistas sean mujeres, no convierte a una novela en chick-lit. Más bien diría que es una novela realista, que describe situaciones reales (hasta la crisis económica que estamos atravesando tiene un hueco en ella), con personajes muy creíbles. No hay historia de amor -que siempre aparece en una novela de chick-lit típica-. Así que, si el argumento os llama la atención, no prestéis atención a la portada y dejaros de prejuicios.
Se trata de una bonita historia de amistad. Esa amistad que muchos dicen que no se puede dar entre mujeres y que, afortunadamente, no es así.
Otro de los ingredientes de la novela está relacionada con el arte de escribir. Rita quiere ser escritora y se apunta a varios talleres y grupos de escritura para aprender a escribir. Yo creo que a casi todos los que tenemos el vicio de la lectura se nos ha pasado alguna vez por la cabeza la posibilidad de escribir algo. Al menos, a mí, sí. Me encantaría saber escribir: escribir una novela, que se publicase y que alguien la leyes y la disfrutase. Pero, ¿qué hace falta para escribir? ¿Tener una buena técnica? ¿una buena historia? ¿algo más? A veces he leído novelas que narran una historia interesantísima pero que se quedan a medias, por la falta de maestría del escritor. Y en otras, me he encontrado con novelas muy bien escritas que no acaban de enganchar porque la historia no resulta nada interesante. ¿Se puede aprender la técnica? Talleres de escrituras hay muchos; incluso en mi ciudad, que es pequeña, de vez en cuando se anuncia alguno. Suscitan mi curiosidad; me gustaría saber qué es lo que se considera necesario para escribir bien. Pero, de todos modos, pienso que no basta con la técnica sino que es necesario tener algo más, chispa, gracia o qué sé yo para poder captar la atención del lector.
Dicho todo esto, Ana Viladomiu tiene esa chispa. A mí la novela me ha enganchado desde el primer momento. Me ha resultado muy entretenida y muy fácil de leer. Es una novela con mucho diálogo, lo que hace que sea ágil y fresca. Las dos protagonistas (Carola y Rita porque a Miriam no llegamos a conocerla tanto como a éstas) están bastante bien dibujadas y son personajes bastante interesantes. Especialmente Carola: la historia de su vida como chica de compañía, el desfalco del que es víctima por su gestor..., me ha resultado más original que la de Rita. Aunque de Rita destaco sus disgresiones sobre el arte de escribir, muy muy interesantes (para mi, más que el tema de la infidelidad de su marido Luis y de los celos de ella).
La novela se estructura en capítulos cortos; cada uno de ellos protagonizado por una de las chicas que, de esta forma se alternan. Estas novelas con historias paralelas suelen tener el problema de que casi siempre te acaba gustando más una historia que la otra, lo que hace que te impacientes durante los capítulos dedicados a la historia que menos te gusta. No me ha ocurrido con esta novela -aunque, como digo, sí que me ha gustado más la historia de Carola- porque ambas historias transcurren de forma paralela y muchas veces relacionada. De hecho, en la mayoría de los casos un capítulo acaba con una pregunta o una reflexión y el capítulo siguiente empieza con la misma pregunta o reflexión o similar.

Conclusión final
Como ya os he dicho, la novela me ha gustado mucho. Aúna una buena historia y una manera agradable, entretenida y "atrapante" de contarla.
Una novela ágil, fresca, divertida, con personajes en los que podemos vernos retratados, con unos escenarios cercanos (Barcelona), moderna (hasta la actual crisis económica es protagonista).
Muy bien para una primera novela. Habrá que seguir la pista a Ana Viladomiu porque promete.
Totalmente recomendable.
Valoración: 8,5/10
 

4 dic. 2010

En su novela Luis Campo ha colocado a las mujeres en un lugar muy justo

La novela es trepidante, intensa y no da tregua. La verdad es que la he leído en poco más de una tarde.
Los personajes, especialmente el de la Inspectora Alexia Hurtado, poseen carisma propio. En el caso de la última destacaría una tremenda personalidad que engancha, porque a ese carácter se unen unos principios, de esos que ya no existen si no es en una novela, pero que todos somos capaces de apreciar y valorar.

El robo del museo me ha parecido muy ingenioso, incluso el momento elegido: Un partido del Barça en Champions…

Sutilmente, el autor ha sabido dejar ver una crítica social, que va desde la propia policía autonómica hasta los más altos cargos de las administraciones, pasando por todos los trapicheos que manejan los que mueven los hilos de la sociedad, las comunicaciones mediáticas, decisiones políticas y hasta actuaciones policiales.

También con el personaje de la protagonista el escritor ha colocado a las mujeres en un lugar muy justo, acorde con la valía y capacidad que históricamente se ha despreciado y se sigue despreciando en muchos sectores.

Esta es la primera novela de Luis Campo, aunque el autor publicó en 1993 “300 motores de Catalunya” y posee un amplio currículum como profesional de los medios de comunicación.

Parece que las aventuras de Alexia van a tener continuidad, y creo que las obras serán un éxito porque el carisma de la protagonista es muy intenso, definido y agradable.

Pienso que el libro gustará a los lectores interesados en el género. Es intenso, adictivo, con unas tramas bien resueltas y muy bien ubicado en los escenarios que se describen, principalmente Barcelona y diversos lugares de la Costa Brava.

Luis Campo Vidal retrata els entrellats dels grans grups de comunicació en la seva segona novel•la

Xornal de Galicia | Viernes, 03 Diciembre, 2010 - 10:32

Alexia y los magnates de la comunicación es la segona aventura de la saga protagonitzada per la investigadora Alexia Hurtado 

Les lluites de poder dels grans grups de comunicació, les estratègies per a controlar els canals de televisió, premsa i ràdio que dominen el país i la descripció minuciosa d’un món en què la precarietat laboral dels periodistes és una constant. Aquests són alguns dels temes d’Alexia y los magnates de la comunicación (Flamma Editorial, 2010), una novel•la negra escrita per Luis Campo Vidal, en la qual tota semblança del relat amb la vida real serà pura coincidència. Una nova trama d’assassinats i misteris que haurà de resoldre la investigadora Alexia Hurtado.

El llibre narra la misteriosa desaparició del principal magnat de la comunicació espanyola mentre fa una travessia pel Mediterrani. És llavors quan es crea un buit de poder i esclata una guerra per controlar el seu hòlding d’empreses, mentre Alexia ha de descobrir què o qui hi ha darrere. La trama trasllada el lector a diferents escenaris de la costa barcelonina, Madrid, Galícia i Sant Petersburg.

Alexia y los magnates de la comunicación és la segona novel•la, d’una sèrie de cinc, protagonitzada per Alexia Hurtado, que va encetar l’exitosa obra Robo en el museu Dalí. La força d’aquest personatge, una noia amb una gran personalitat que ha hagut de fer-se un lloc en un món d’homes, fa també d’aquesta nova saga de novel•la negra una reivindicació constant de la dona. Campo Vidal està escrivint actualment el tercer volum, Barcelona, zona cero, que tractarà sobre una gran operació d’especulació immobiliària al centre de la ciutat de Barcelona. La intenció de l’autor és traslladar les aventures d’Alexia Hurtado a la televisió i fer-ne una sèrie.

Luis Campo Vidal
Luis Campo Vidal va néixer a La Franja, però viu a Barcelona des del 1960. Campo té una llarga experiència en el món de la comunicació, ja que és president d’Universal TV, consultoria de televisió, multimèdia i telecomunicacions, amb seu a Barcelona, i també presideix l’empresa TELENIUM Tecnología y Servicios, a Madrid. Va treballar a American Interactive Media INC., a Nova York, empresa dedicada a l’accés a Internet a través de televisió. Va ser també director general de Cable Antena i va participar en el llançament de Canal Satélite Digital des del comitè de direcció. Consultor a Antena 3 TV i director general de Cable Total, va dissenyar projectes de TV a Perú (Antena 3 Perú), Antena 3 TV Internacional i Telenoticias.

Alexia y los magnates de la comunicación és el seu segon llibre, després de Robo en el museo Dalí.


Les opinions:

"Reveladora i apassionant intriga sobre la comunicació i els mecanismes de poder del nostre temps. La detectiu Alexia Hurtado resulta una guia excel•lent per aquesta extraordinària història de Luis Campo, en què trobem bones dosis d’ironia i agudesa per a detectar el més pur i també el més miserable de les relacions humanes”. Concha García Campoy, periodista i presentadora de Las Mañanas de Cuatro

“Aquesta vegada, Alexia Hurtado se submergeix en un món de contrapoder i vanitats, el de les grans empreses de comunicació. A més, a la inspectora li toc viatjar per escenaris reals i virtuals fins a desentranyar el crim complex que persegueix. Una nova oportunitat d’aprofundir en la personalitat d’aquest dona fascinant, que ja té despatx propi a l’edifici dels apassionats de la novel•la policíaca”. María Rey, periodista, corresponsal d’Antena 3 TV en el Congrés dels Diputats

“En aquest cas la ficció ha superat la realitat, creant una trama que t’enganxa des del primer moment i et fa partícip de les aventures dels seus personatges sense que puguis deixar de llegir fins a esgotar el llibre” Cristina Manresa Llop, comissària dels Mossos d’Esquadra

“Una explosió d’imatges i sensacions que et mantenen enganxat des de que comences a llegir. M’encantaria transformar-me en Alexia Hurtado”. Marina Salas Rodríguez, actriu

3 dic. 2010

Chick lit, literatura divertida y light sobre mujeres

Hay vida más allá del best seller de autoayuda y de novela histórica. Chick lit, libros sobre mujeres, para mujeres y escritos por mujeres. Protagonistas que rondan entre los 30 y los 50 años, viven en grandes ciudades, trabajan y son independientes. Se divierten con sus amigos y buscan relaciones serias o sólo para pasar bien. Les interesa la moda, salir.  Como dice una editora de este tipo de libros, se trata de reirse un poco del amor, del divorcio…pero también de las relaciones laborales y de la crisis. Quien pueda.

Las novelas chick lit  están escritas de una manera accesible y con grandes dosis de humor, nombre proviene del argot estadounidense chick (chica, en español) y la abreviatura lit por literatura. Y a las mujeres (y a algunos hombres también, ¿por qué no?) les encanta. Te sugerimos algunas autoras españolas y anglosajonas, aunque hay más:
- Ana Viladomiu, escribe sobre dos cuarentonas que viven en Barcelona, en plena crisis económica
- Neus Arqués. Una mujer como tú, Un hombre de pago. Todo tiene un precio….
- Marian Keyes, irlandesa. Humor y también temas más duros: violencia doméstica, alcoholismo, enfermedad. “Rachel se va de viaje”, “Por los pelos”, “Sushi para principiantes”, “¿Hay alguien ahí afuera?” y “Un tipo encantador”.
- Rebeca Rus, española , publicitaria, autora de Sabrina 1-El mundo 0, y su segunda parte, Sabrina contra el Imperio del Zapping, afanándose en desmontar los mitos sobre la publicidad.
- Sophie Kinsella es el seudónimo de Madeleine Townsley. Alcanzó el éxito con su serie de novelas “Loca por las compras” basadas en el personaje de Rebecca Bloomwood.. Otras de sus novelas son “La reina de la casa” (2005) y “¿Te acuerdas de mí?” (2008). La película “Loca por las compras” estrenada en 2009 está basada en los primeros dos libros de la serie.
- Lauren Weisberger, periodista y escritora, autora de “El diablo viste a la moda” (2003, casi . Esta novela fue llevada al cine (“El diablo se viste de Prada”). Otra novela en español es “Cómo ser lo más de Nueva York” (2005).
- Helen Fielding, autora de los best sellers “El diario de Bridget Jones” y “Bridget Jones: al borde la razón
- Candace Bushnell es la autora del famoso libro “Sexo en la ciudad”, adaptado en una serie televisiva (1998 - 2004) y en dos películas, la primera estrenada en 2008 y la segunda con fecha en 2010. Otras de sus novelas son “4 rubias” (2001), “Tras la pasarela” (2003), “Lipstick Jungle” (2005, que ha sido adaptada también en una serie de televisión con el mismo nombre) y “Quinta Avenida” (2008).

¿Leemos en papel o en pantalla? Libros electrónicos van ganando territorio

Son personas que devoran libros. Solo que unas prefieren tocar y oler el papel y las otras se han pasado a la tinta electrónica.

Por ÁLVARO CORCUERA 31/10/2010 
Si descorchamos un gran reserva, podremos beberlo en un vaso cualquiera o en una copa fina de cristal. Para muchos, el contenido, en este caso el vino, será lo que verdaderamente importe; mientras que para otros será el continente, es decir, la copa de cristal, la que realzará el valor del caldo. Algo parecido sucede en la batalla entre libro tradicional y electrónico. Para muchos lectores, lo importante es el mensaje en sí, el libro, las letras que componen palabras, y las palabras que, una tras otra, van construyendo frases y capítulos de una novela, por ejemplo. Pero para otros no solo importa la propia lectura, sino cómo se lleva a cabo, el placer de tocar u oler el papel, de colocar un marcador en la página en la que lo dejamos la noche anterior, o de simplemente tener el libro como objeto, sobre la mesilla o en una estantería. Sí, porque queda muy bonito.
"Ahora llevo poquitos libros en el bolso, unos cien. Pero al principio me volví loca, compré una tarjeta de memoria de 4 Gb y llevaba como mil libros encima", explica Aurora Pérez de las Heras, que no es que esté loca o tenga un bolso del tamaño de una librería, sino que posee un libro electrónico o e-book de la marca Sony con una capacidad casi infinita y un tamaño y peso razonables: "Me lo regaló una de mis hermanas. No es como un libro normal. La textura, el encanto del papel, el volver atrás... No es igual, pero le compensa la comodidad. Es muy práctico. El primer mes devoré 15 libros", defiende esta madrileña.
Aunque Aurora lee sobre todo en el metro, de camino al trabajo y de vuelta a casa, también lo utiliza en el hogar; por ejemplo, en la cocina o en la cama: "Es fantástico. No pesa. Lo apoyas en cualquier sitio, no se te cae cada vez que pasas la página. Solo tienes que usar un dedo para avanzar", explica, al tiempo que hace un leve gesto con su índice sobre la pantalla. Y encima, subraya, la batería apenas se consume. A ella, que lo utiliza a diario y durante una hora y media, le dura una semana. A otros lectores les llega para un mes. Y es que las baterías de los libros electrónicos solo se gastan cuando el usuario cambia de página, pero nunca mientras está encendido, quieto, en una página concreta.
Ricardo Roncero es su marido, gran lector, siempre con un libro de bolsillo encima, pero con nulo interés en el nuevo formato: "He visto a mi mujer leyendo con el e-book, pero a mí no me gusta. No me proporciona ni la calidez ni el placer del libro tradicional. No es rechazo, sino indiferencia. Además, si pierdo un libro no pasa nada, voy a una librería y me lo vuelvo a comprar. Pero si perdiera uno electrónico o se me cayera, me llevaría un disgusto", imagina. "Poder llevar muchos libros en uno solo, como hace ella, es una sensación poderosa. Pero para mí, el placer que tengo yo de ir a una biblioteca o una librería, y quedarme leyendo o buscando un nuevo libro, no lo tiene ella. Me gusta el ensayo histórico, desde la época medieval hasta la II Guerra Mundial o el siglo XVIII en Francia. Es un tipo de literatura difícil de encontrar en formato electrónico", argumenta para no pasarse al e-book.
Aurora y Ricardo comparten su afición por los libros. Ella ya no lee nada en papel. Él, sin embargo, no le encuentra la gracia al 'e-book'.-
Curiosamente, para Aurora no es tan importante el placer de rastrear su próxima lectura: "Busco poco porque tengo un círculo de amistades que tienen e-book y me pasan muchos libros. Me los envían por e-mail. Son documentos pdf o Word que no ocupan nada. Se mandan con más facilidad que una fotografía. Calcula un mega por libro". Una sencillez y rapidez que facilita la piratería, más que con la música o las películas: "Cualquier loco de estos de Internet tiene más de 2.000 libros a tu disposición". Un estudio reciente de Attributor revela que en solo un año han aumentado en un 50% las búsquedas de libros piratas en el mundo. Y en 2009 se realizaron, solo en EE UU, nueve millones de descargas ilegales.
Más allá de la piratería, las ventas de libros electrónicos también aumentan cada año, a medida que personas como Aurora quedan seducidas por la tinta electrónica, que evita que la vista se canse, ya que carece de la luz artificial de las pantallas tradicionales. Hoy, Amazon ya vende más libros en formato electrónico que en tapa dura (143 por cada 100 el verano pasado). Cifras que quedan pulverizadas y anticuadas rápidamente. En junio, Amazon vendió 180 libros en formato electrónico por cada 100 en tapa dura, según la compañía. El aumento se debe no solo a la bajada del precio del Kindle, el reproductor de Amazon, sino a la entrada en el mercado del iPad, un producto que no es estrictamente un libro electrónico, ya que no utiliza el sistema de tinta electrónica, sino que es una pantalla iluminada, mejor, eso sí, para otras aplicaciones como pueden ser el vídeo.
Ya sea en papel o en pantalla, a los entusiastas de la lectura les une precisamente eso, el placer de leer. Entramos en la casa de Víctor e Isabel, en un ático de Vitoria, mientras suena una agradable música de fondo. En la terraza, aprovechan un domingo soleado y toman el vermú junto a sus familiares Cristina y Eduardo. En el hogar de este matrimonio de Vitoria hace ya tres años que entró el libro electrónico. A Víctor, un amante de la tecnología, le convenció Eduardo, que acababa de comprárselo. Adquirió su aparato en eBay y desde entonces apenas lee en papel. A su mujer no le ha entusiasmado nunca el invento. Tan solo ha leído dos libros y, aunque reconoce las ventajas del formato electrónico, sigue prefiriendo lo tradicional. "En vacaciones sí le veo utilidad. Es muchísimo más cómodo porque no tienes que cargar con un montón de libros en la maleta", explica Isabel.
Su marido pagó unos 200 euros, una inversión fuerte en un inicio, pero que ha amortizado de sobra. Si antiguamente gastaba entre 20 y 30 euros mensuales en libros, ahora no llega a la cuarta parte. "Yo entiendo todas las ventajas, pero tocar el papel, ver la carátula, una foto, un dibujo... prefiero el libro de siempre", subraya ella. Su marido ironiza simpático: "Claro, también era mejor el papiro...". Aunque luego, eso sí, reconoce que hay libros en papel que despiertan sentidos que un e-book difícilmente consigue: entonces saca el último recetario de Andoni Luis Aduriz y los alimentos parecen salirse del papel, de gran calidad. "Yo era de la opinión de que era mucho mejor el tacto del papel. Hasta que mi marido me dijo: 'Léete este libro y hablamos", intercede Cristina, la prima de Isabel. "Reconoció que es una gozada", recuerda Eduardo.
La batalla entre lo tradicional y lo novedoso se libra entre los pros y contras, como todo producto: la comodidad, la rapidez o el fácil acceso a millares de textos que permite el formato electrónico, a un lado. Al otro, el precio (cuestan a partir de 100 euros y hasta 450), un tacto distinto al papel y el hecho de que sea un aparato tecnológico (una barrera imposible para algunos).
Pero quizá la falta de espacio sea una de las mayores ventajas. Así lo cree Ernesto de Bustos, español en Addis Abeba (Etiopía): "En mi caso, la utilidad más evidente es poder llevar conmigo una biblioteca de cientos de libros". Mientras, en Bielefeld (Alemania) vive Jon, un donostiarra casado con una alemana, Steffi. Él, un lector relativamente reciente, siempre ha sido amante de todo tipo de aparatitos electrónicos. Y, claro, con la llegada del e-book no iba a ser menos: "Reconozco que leo más. Antes de comprarme el Kindle apenas leía. ¿Por qué ahora sí? Porque las personas somos unas frikis, nos gusta tocar los botoncitos", resume divertido. Y continúa: "Cuando voy a comprar un libro, no sé qué quiero leer, no tengo ni idea. Con el e-book, lo bueno es que te puedes descargar un sample en segundos, lees las primeras 10 páginas y si te engancha, entonces lo compras. Me parece útil". Mientras, su mujer tiene la mesilla llena de libros: "Sí, le encanta leer. Y los libros nos quedan muy bonitos en las estanterías".

¿Qué 'e-book' comprar?

Ya estamos convencidos de las maravillas del libro electrónico y queremos adquirirlo, pero ¿cuál? La elección dependerá de las prestaciones que busquemos y del bolsillo de cada uno. Los más baratos son el modelo sencillo de Kindle (reproductor de Amazon, con wifi y una pantalla de seis pulgadas) y el iLiber (el aparato de la web del mismo nombre). El precio del primero es de 100 euros, a lo que hay que añadir el IVA y los gastos de envío, por lo que el coste final ronda los 130 euros, idéntico precio que el modelo iLiber. A partir de ahí, la cantidad de modelos y precios es amplia. Otros Kindle (a partir de 170 euros, todo incluido), el Papyre (de 200 a 450 euros), los Sony (200 a 250 euros) o los Booq (150 a 280 euros) son algunos de los productos que se pueden encontrar en el mercado.


Fuente: El PAÍS

1 dic. 2010

Google abrirá su librería digital antes de que acabe 2010

«Google Book Store» está listo para empezar a competir en el mercado del e-book. La promesa que Google Editions hizo para el verano de 2010 se hará por fin realidad antes de que finalice el año en Estados Unidos.
Aunque Google Editions, según recoge el diario «The Wall Street Journal», lanzará un modelo de ventas significativamente diferente al de la mayoría de sus competidores, como el Kindle de Amazon o el iBookstore de Apple.
En lugar de comprar libros a través de una tienda online única, Google permitirá a los usuarios comprar desde su «book store» o desde otras tiendas online y después llevarlo a una cuenta de Google, lo que permitirá leer los libros en cualquier lugar y en el dispositivo que quieran.
En un principio el socio estratégico de Google, Chris Palma, anunció en el mes de mayo que el lanzamiento de esta tienda online se produciría entre junio y julio de 2010. Sin embargo, el director de gestión del producto, Scott Dougall, anunció su retraso para finales de 2010, y para principios de 2011 a nivel internacional, ya que el proyecto "no estaba completado debido a su complejidad". Los socios de Google para el lanzamiento de Google Book Store, así como el reparto de ingresos que Google ofrecerá a editores y librerías se desconoce por el momento
Fuente: ABC