22 jul. 2010

La pastoral catalana

ENRIC JULIANA, en La Vanguardia

La última vez que Pasqual Maragall visitó Madrid como presidente de la Generalitat de Catalunya (el 16 de septiembre de 2006), visitó la librería Blanquerna, recién inaugurada en la calle Alcalá, donde compró un libro que exhibió astutamente ante los periodistas para conquistar al día siguiente un espacio en todos los periódicos. Compró Los apuñaladores,del escritor siciliano Leonardo Sciascia, donde se narra la historia de unos misteriosos apuñalamientos sin motivo aparente que tuvieron lugar en la ciudad de Palermo a finales del siglo XIX, Sciascia, siempre atraído por los significados ocultos, sospechaba que fueron instigados por la nobleza siciliana en un enésimo intento de perpetuar su poder. Astuto y melancólico, Maragall exhibió el libro y todo el mundo le entendió.

Mientras José Montilla comparecía ayer en el palacio de la Moncloa, acudí a la librería Blanquerna en busca del titulo que pudiese dar sentido a tan significada visita. ¿Qué libro habría comprado Montilla de haber querido enviar un mensaje que no fuese uno de sus densos silencios?

A favor d´Espanya i el catalanisme,de Daniel Fernández y Joaquim Coll, seguramente habría transmitido una señal de inteligente tozudería. Una manera de decir "la historia me dará la razón". Sin malicia, ni ganas de provocar. La aciaga circunstancia de estas semanas exige, sin embargo, algo más picante. El crepuscle dels afortunats,primeriza novela negra del valenciano Juli Alandes, es uno de los títulos más interesantes de Blanquerna para enviar un mensaje cifrado a la Moncloa ("Os vais a enterar"), pero el protagonista de la historia, un inspector de los Mossos d´Esquadra, podría sugerir al gabinete de Zapatero cierta idea de subordinación. Si hay que matar, ¡se mata!, novela negra de Andreu Martín y Jaume Ribera, provocaría un mayor escalofrío a José Enrique Serrano y José Miguel Vidal Zapatero, los dos principales fontaneros de la Moncloa, con un equívoco: quizás no sea muy acorde con las verdaderas intenciones del PSC. Por el contrario, El enigma de la calle Calabria,novela detectivesca de Jerónimo Tristante, ambientada en la Barcelona del siglo XIX, lanzaría un sutil mensaje. En la calle Calàbria se halla la sede central de ERC, partido clave en el derrumbe de la experiencia tripartita, por su irremediable inconsistencia. La cobardía de los dirigentes de ERC ante el referéndum de junio de 2006 debilitó el Estatut ante la mirada castellana, entrenada desde hace más de cinco siglos en el arte de captar las relaciones de fuerza. Fi,la exitosa novela de terror de David Monteagudo, sería hoy motivo de portada y señal de elecciones en septiembre. El final del tripartito está siendo espantoso, pero Montilla aguantará hasta octubre o noviembre, para sellar su biografía, convencido de que la larga agonía acabará propiciando un repunte del voto socialista.

Me quedé finalmente con La pastoral catalana,la última novela de Julià de Jódar, por su espléndido y panorámico título. Y por ser una historia que inscribe la actual confusión catalana en las tramas del nuevo desorden del mundo. Somos mundo, no región, diría el mensaje cifrado.

21 jul. 2010

Si hay que matar, ¡se mata! - El misterio está servido

Lo primero que me llamó la atención del libro fue el título, "Si hay que matar, ¡se mata!"... Como si estuviésemos hablando de estudiar o trabajar... Pero al leer la sinopsis no pude resistirme. Para nada abundan las historias de asesinatos interesados centrados en el campo, siempre se dan en grandes ciudades tipo New York, Los Angeles y similares. Ese cambio en el escenario me intrigó y decidí leerlo.

La historia parece que comienza de manera tranquila, pero eso es un engaño que pronto vemos, ya que en cuanto te presentan a un par de personajes y dónde están (2-3 páginas), todos los problemas entran por la puerta de la agencia. Y no, no me he equivocado al decir que entran porque esos problemas están encarnados en personas, dos mujeres sin conexión entre ellas y un hombre (que junto con su familia) es el más peligroso de esa zona.

Por casualidades del destino todos esos personajes deciden buscar ayuda en esa agencia de detectives. El mismo día y a la misma hora. Una mujer querrá que la liberen de la extorsión a la que es sometida, y la otra que la ayuden contra su maltratador marido, el cual será el detonante de todo un par de páginas más adelante. Meted todos estos elementos en una coctelera y agitadla.

A partir de aquí, el protagonista llamado Equius se verá obligado a esconderse en el mismo pueblo de la chica extorsionada junto con la mujer maltratada. Allí estará escondido al mismo tiempo que investigará la extorsión in situ, y protege a la otra.

Si llevar un caso es difícil, imaginaos lo complicado que es el llevar 2 al mismo tiempo, y encima teniendo que estar vigilando tu espalda y la de dos personas más. Es algo imposible.

Pues con todo esto de base se dará un historia llena de rencillas familiares, de clanes, herencias y demás. ¿Quién dijo que solo las personas de la ciudad eran codiciosas? Las del pueblo también lo son, todos lo somos cuando nos tocan el bolsillo, y los bolsillos del campo son las tierras. Muchísima gente quiere un trozo de tierra del personaje que está desaparecido, dependiendo de si encuentran el cadáver o no, las tierras serán de unos o de otros... El misterio está servido.

La novela nos presenta poco a poco a los personajes, sin prisas y sin meterse demasiado en clanes familiares, lo cual se agradece porque no lía. También van soltando pequeñas pistas para que el lector también vaya desentrañando el misterior, y aunque hay uno que se ve de lejos en cierto momento del libro, está puesto para despistar... No digo más. Es algo estratégico y puesto a mala leche para que todo el mundo caiga, yo la primera.

Si queréis leer una novela que tenga misterio, policías, detectives privados, asesinatos, una mujer fatal, rencillas viejísimas y líos de faldas, deberíais dar una oportunidad al libro. Éste se lee muy rápido por su ágil narrativa.

Utopia Casiopea         Ficha del libro en Flamma Editorial

3 jul. 2010

Cuando ellas me quieran de Jordi Mariscal: un bocado apetecible

Cuando ellas me quieran narra cinco experiencias amorosas por las que pasa el protagonista.

El libro se divide en cinco capítulos, cada uno de los cuales lleva por título el nombre de la mujer de la que trata.
En el primero nos encontramos con una de las primeras novias de Gerardo, y así vamos pasando de relato a relato, tropezando con su prima, la pareja de su amigo, y otro par de mujeres peculiares.

Realmente este libro se lee rapidísimo; tanto por su corta extensión como por la agilidad de sus historias.
Puede devorarse en una sentada, pues no dura más de un par de horas.
En esta época es ideal para entretenerse mientras se toma el sol en la piscina o en la playa ;P


En esta novela encontraréis relatos de todo tipo: tristes, mágicos, divertidos, profundos... Os asombraréis, entristeceréis, intrigaréis y reiréis.

Cuando ellas me quieran es un bocado apetecible que asegura una lectura rápida, un rato agradable y un buen sabor de boca al acabar.

El Rincon de Leyna

2 jul. 2010

La venta de libros sigue cayendo

Ha descendido un 4% con respecto al mismo período de 2009 

La venta de libros ha descendido en el primer semestre de este año un 4% con respecto al mismo período de 2009, un ejercicio en el que el sector editorial español facturó un total de 3.109,58 millones de euros, es decir, un 2,4% menos que en 2008.
El descenso que experimentan las ventas este año es, de momento, una estimación, y se debe a "la importante atonía de consumo" que se observa desde el mes de abril, según dijo hoy Antonio María Ávila, director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), al presentar el Estudio de Comercio Interior y Exterior del Libro correspondiente a 2009.
Las cifras reveladas demuestran que el sector editorial "aguanta razonablemente la crisis económica", aunque la situación no sea "para tirar cohetes". Preocupa de forma especial "la caída de un 6 %" que ha experimentado el libro de texto no universitario, debido sobre todo a "las políticas educativas erráticas e incoherentes" que tienen las Comunidades Autónomas y a "los pocos pedagógicos" sistemas de préstamo y reutilización de libros que se aplican en muchas de ellas, afirmó Ávila.
Como esos sistemas van en aumento, el director de la FGEE pronosticó "una grave crisis" para el año que viene en el sector del libro de texto, si las Comunidades Autónomas "no cambian sus políticas". En el ámbito universitario, bajaron también en 2009 las ventas de libros científicos y técnicos (un 2,1%) y de ciencias sociales y humanidades (un 10,6 por ciento). La causa es "la piratería" que cada vez está más extendida en las universidades.
Libros digitales
El Estudio del Comercio Interior, realizado por la FGEE y patrocinado por el Ministerio de Cultura y CEDRO, ofrece por primera vez datos sobre la facturación de libros digitales, que en 2009 alcanzó la cifra de 51,25 millones de euros, lo que supone tan sólo un 1,64% del total del sector, frente al 1,33% de 2008.
En formato digital se editaron 5.960 títulos, mientras que del fondo de catálogo se digitalizaron 17.293 obras y se comercializaron 10.590. "La demanda sigue siendo claramente insuficiente, aunque crecerá", indicó el director de la FGEE, para quien es relevante que hayan crecido en un 5% las editoriales españolas que trabajan con el nuevo soporte. La respuesta al reto digital "está siendo masiva".

 "No hay quiebras masivas en el sector editorial, y, con la que está cayendo, su salud cultural está fuera de dudas", afirmó Ávila durante la presentación, en la que también intervinieron el presidente de la FGEE, Pedro de Andrés; Juana Vidal, que comentó los datos del comercio interior, y Carlos Ortega, que informó sobre los del comercio exterior.

En 2009 se editaron un total de 76.213 títulos, lo que supone un 4,4% más que en el año anterior. De ellos, el 55,7% son novedades y el 44,3% reediciones o reimpresiones. La tirada media por título fue de 4.328 ejemplares, lo que representa una disminución del 14% con respecto a 2008.
La facturación total del comercio del libro tendría que incluir lo que se genera por venta de derechos de autor, que sólo afecta a las editoriales. Si se sumara ese dato en 2009 (139 millones de euros) se habría crecido un 0,9 por ciento en relación con el año anterior. La edición en formato bolsillo cayó un 2,8% en relación con 2008 y se situó en 6.425 títulos. La facturación por este tipo de libros fue de 180 millones de euros, es decir, un 8% menos que la obtenida en 2008.
Las ventas en librerías y cadenas de librerías experimentaron un leve descenso, pero se mantienen como el lugar de compra más habitual, ya que en ellas se facturó el 48,5 por ciento del total. "Llama la atención que en 2009 los hipermercados crecieran un 10,2%", debido probablemente al fenómeno "Millennium", de Stieg Larsson, y a otros "bestsellers" de 2008, señaló Ávila.
Las políticas autonómicas educativas hicieron que la facturación de las instituciones aumentara casi un 30 por ciento, mientras que las de las bibliotecas crecieron un 39 por ciento en 2009. "El año que viene bajarán las bibliotecas porque las Comunidades Autónomas han recortado su aportación", avisó Ávila. La producción de títulos en catalán aumentó de 10.110 en 2008 a 10.217 en 2009, mientras que en euskera pasó de 1.375 a 1.398. La edición en gallego disminuyó de 1.687 a 1.577 títulos.

ABC