28 abr. 2012

Tras fracasar en la compra de Flamma Editorial Planeta se desquita comprando Tusquets

 Para evitar malentenidos: el título es una broma, sin embargo el contenido del artículo es cierto

Beatriz de Moura seguirá al frente de la editorial y aprovechará la infraestructura de distribución y edición de libros electrónicos

 Después de un primer intento que se saldó en separación, la editorial Tusquets se incorpora de nuevo al grupo Planeta, pero esta vez la asociación se produce en condiciones diferentes. Beatriz de Moura, editora de Tusquets comenta que «hace unos años, no padecíamos una crisis económica y la distribución del libro electrónico era todavía una entelequia… Hoy es una realidad que está aquí para quedarse». 

De esta manera, Beatriz de Moura, que seguirá al frente de su equipo, y José Manuel Lara Bosch han llegado a un acuerdo de asociación según el cual Tusquets podrá «no sólo acceder a la poderosa y eficaz plataforma de servicios de distribución de Planeta, sino a los de administración que, con el tiempo y una colaboración activa, crean convenientes». 

El acuerdo, subraya la editora, nace de una total sintonía con Lara y de la «sólida relación personal entre sus accionistas». También subraya de Moura que mantendrá la total autonomía sobre el catálogo de títulos: «Lara confía en mí, por eso no ha planteado comprar la editorial sino llevar a cabo la distribución de mis libros lo mejor posible, mientras que nosotros aprovechamos la estructura de Planeta en torno al libro digital».
Aunque la editora considera que al libro impreso le quedan muchos años y que la incidencia de lo digital «ha sido magnificado por los medios de comunicación. Lo que está claro es que no podemos mirar para otro lado y hemos de aprender y ponernos al día para que los cambios en el mundo editorial no nos cojan con el pie cambiado».
A sus 73 años, Beatriz de Moura, cofundadora en 1960 junto a Óscar Tusquets de la editorial, no piensa en retirarse. «Sé que no viviré eternamente, pero pienso estar al pie del cañón mientras el cuerpo aguante: este trabajo me gusta y no tengo previsto dejarlo para jubilarme y ponerme a dar la vuelta al mundo. No me matéis antes de tiempo», ironiza.

Fuente: ABC
 

12 abr. 2012


Andreumartin.com empezará a funcionar antes del 23 de abril. El escritor catalán se inicia en la autoedición digital con dos libros inéditos e irá recuperando todo su fondo, en gran parte descatalogado. También aparecerán tres novelas bajo licencia de Creative Commons. “He decidido editar mis propios libros electrónicos sin intermediarios como reacción a la praxis de muchas editoriales que condenan al autor al ostracismo. Los editores y los jefes de prensa son mis amigos pero cuando mandan los jefes de ventas, editores, jefes de prensa y autores se convierten en mindundis y entonces las editoriales se convierten en el enemigo si hacen distribuciones cortas y no reeditan”, afirma Andreu Martín (Barcelona, 1949).

“Solo el 10% de mis libros está en librerías. El 90% se ha perdido en la noche de los tiempos. Reivindico mi derecho a perpetuar mis novelas a través del formato digital”. Andreumartin.com se iniciará con dos libros inéditos. Una novela corta, La vida es dura, y un libro de relatos, Niños muerden perros, que reúne textos dispersos publicados en diarios y revistas nunca publicados en formato libro.

La vida es dura es una novela “contundente y de impacto”, seguramente también polémica. El telón de fondo es el Movimiento del 15-M. “El protagonista es un indignado que se desespera con políticos, banqueros y gente similar y harto de ver que por las buenas no consigue nada, decide saltarse a la torera las leyes y actuar por su cuenta”.

En esta primera oferta recuperará novelas descatalogadas como Corpus delicti, las falsas memorias de un psicópata, o Bellísimas personas, escrita a partir de un hecho real, un hombre normal, padre amantísimo de dos niñas, que asesina a un niño y finge su secuestro.

La nueva webb incluirá una bibliografía completa e indicará qué libros están disponibles y cuáles no. “Cada título aparecerá con la cesta de la compra que remitirá a las plataformas digitales y librerías on line. El precio no superará los nueve euros aunque variará según las plataformas. También se indicará las editoriales que disponen de los derechos de venta digital”. En una primera fase promocional, con la adquisición de alguno de los libros electrónicos disponibles se regalará un cuento de Niños muerden perros.

Otras tres novelas serán asequibles en Creative Commons: la mencionada Bellísimas personas (4,99 euros), Por amor al arte y la juvenil Chats, ambas con el precio sugerido de 3,99 euros. Las novelas de la serie protagonizada por el joven detective Flanagan, escrita a cuatro manos con Jaume Ribera “siguen super vivas en papel” y de momento no se plantea autoeditarlas en digital. Con el primer título de Flanagan, No pidas sardinas fuera de temporada, publicada en catalán en 1987, Martín y Ribera ganaron en 1989 el Premio Nacional de Literatura Juvenil. Sí piensa digitalizar las novelas de la mossa d’esquadra Wendy y las del detective privado Ángel Esquius, cinco títulos y no todos traducidos al castellano. “No quiero pelearme con nadie por los derechos pero las conversaciones están abiertas”.

Martín, a punto de lanzar su web, ha recibido la oferta de la editorial Flamma de hacer la edición electrónica de Jesús en los infiernos, sobre la Barcelona preolímpica vista con horror por un tipo de la Cataluña profunda. “He aceptado, porque digitalizar es un proceso lento y costoso y si las editoriales están dispuestas, yo encantado”.

“Mi objetivo con andreumartin.com es llegar al mercado en español, sobre todo en América Latina, donde soy conocido pero apenas llegan mis novelas, y al hispano de Estados Unidos”.

Andreu Martín se inicio en la novela negra con Aprende y calla (1979) y es autor de títulos tan notables como Prótesis, El señor Capone no está en casa, El día menos pensado o Barcelona Connection. El escritor está convencido de que el “libro en papel y el electrónico convivirán durante mucho tiempo”. “No son incompatibles, pero la digitalización garantiza una vida más larga y una mayor difusión”.

http://cultura.elpais.com

9 abr. 2012

Peri Rossi: "La libertad de expresión implica también la libertad de ignorancia"

3 ABR 2012 - 20:55

Un recorrido por las escenas más íntimas y personales de los personajes que viven en la mente de Cristina Peri Rossi (Montevideo, 1941). Una inmersión en sus Habitaciones privadas, que es el título de su última publicación: poco más de 100 páginas que contienen 10 relatos breves (que no microrrelatos), cuentos de ficción que bien podrían ser reales. “Los microrrelatos pecan de ingeniosos. Habitaciones privadas es más una mirada a personajes que viven un momento conflictivo de sus vidas”, explica la escritora a través del teléfono. El compendio de historias llega a ser publicado, por primera vez, por la editorial Menoscuarto, casi dos años después de recibir el premio internacional de relatos NH-Mario Vargas-Llosa.

Todos los personajes del libro tienen algo en común: son profundamente solitarios, el gran tema del siglo XXI. “Las redes sociales se explican por la soledad, y necesitar amigos virtuales o seguidores que no conoces refleja un narcisismo individualista”, asegura Peri Rossi. “Desde los tiempos del Paleolítico hasta hoy, todos los hombres y las mujeres hemos necesitado lo mismo: cariño y comida”. Suena poco lírica la reflexión saliendo de la boca de una poetisa: ¿y la Cultura? “Efectivamente se podría sobrevivir sin Cultura. Lo que sucede es que los hombres queremos diferenciarnos al máximo de los monos, y por eso llamamos Cultura a las formas más exclusivas, las que no tienen los animales: la pintura, la literatura…”. Y de nuevo la escritora se enzarza en una batalla entre cultura y redes sociales: “Hoy encontramos una enorme cantidad de poesía en esos blogs infinitos, un fenómeno que va a modificar lo que está considerado como buena o mala poesía, porque de pronto aparece la poesía popular. Siempre hubo diferencia entre cultura popular y la otra cultura (novelas populares, el folletín)”. Internet permite que la gente intercambie su información y sus opiniones, aunque sean poco fundamentadas. “La libertad de opinión”, explica la autora, “también implica la libertad de ignorancia”.

Las vidas de Habitaciones privadas buscan un espacio propio, algunas a través de escapadas y momentos íntimos, otros hacen de las nuevas tecnologías su burbuja privada, pero, ¿hasta qué punto puede Internet considerarse un espacio de intimidad? “Precisamente ese es también un espacio de soledad. La soledad la necesitamos a veces, pero otras nos sofoca, nos asfixia. Si existe ese furor por las redes sociales quiere decir que hay un déficit en las relaciones humanas. A mí me daría miedo relacionarme con alguien a quien no conozco. Yo elijo mis relaciones”. A pesar de su conflicto personal con el mundo virtual, Peri Rossi admite que, como fenómeno, Internet y las redes sociales son muy importantes “puesto que todo el mundo tiene la oportunidad de oír y ser oído”.

El objetivo de Peri Rossi en este último libro es ambicioso: quiere tomarle el pulso a las relaciones que nos ha tocado vivir, y lo hace sin pelos en la lengua. “Es muy necesario bajar en nivel del sexo, vivimos en una sociedad hipersexualizada en imágenes, pero hay miradas de amor que valen más de un coito. Los personajes de mi libro tienen más necesidad de hablar que de hacer el amor. El sexo en formato de instinto es puramente genital, que es completamente distinto que hacer el amor, algo mucho más artístico. No podemos confundir la erótica con la pornografía”.

De las redes sociales a la soledad, de la soledad al sexo y del sexo a las miserias del sistema capitalista en que vivimos. Cristina Peri Rossi salta de un tema a otro con una agilidad pasmosa. Si el sexo es la parte más instintiva de nuestra soledad, la escritora encuentra rápidamente en él un nexo con la filosofía, el sistema, el tiempo como valor que reconduce a la soledad. “Freud decía que el siglo XX iba a ser el siglo del contraste entre la Cultura y el instinto, y ese contraste es latente: una cosa quiere aplastar a la otra. El capitalismo es antiamoroso y antiamistoso”, sentencia sin titubear. “El capitalismo necesita rendimiento, gente que trabaje 16 horas diarias y llegue agotada a su casa. Sin embargo plantea un mundo ideal: las revistas, la moda, el cine… Es la forma más sádica de engañarnos”. La uruguaya plantea el clásico ejemplo del marciano que un día aparece en la Tierra accidentalmente: “Si el extraterrestre mirase la publicidad y las revistas, si observase la sociedad en que vivimos, seguramente pensaría que este es un mundo ideal, pero no es la realidad. El capitalismo es el sesgo que hace que la gente tienda a creer que si produce más va a tener acceso a todas esas cosas, al ocio y a los placeres. Pero no, porque el sistema no nos permite tener ese tiempo para ser rico”. ¿Y qué es ser rico, tener mucho dinero o mucho tiempo? “Tener mucho tiempo, como yo. Por eso escribo y soy pobre”.

http://cultura.elpais.com

Citas famosas: Emily Dickinson


6 abr. 2012

Virginia Woolf, editora


La publicación del volumen memorialístico de Lonard Woolf 'La muerte de Virginia' (Lumen) nos adentra en la historia de The Hogarth Press, una de las más singulares empresas editoriales británicas

Virginia y Leonard Woolf
Generalmente autores y editores juegan en campos diferentes -aunque no obligatoriamente opuestos-, pero a veces esta distinción se borra. Bastantes escritores han trabajado para editoriales en distintos menesteres literarios, y en algunos contados casos han cogido también su timón empresarial. Es el caso de Benito Pérez Galdós, quien decidió publicar sus propias novelas tras pelearse con su editor habitual. También el de T. S. Eliot, que estuvo muchos años al timón del sello Faber&Faber; el de Carlos Barral, al frente de Seix Barral y Barral editores; o el de Joan Sales, con Club Editor, todos ellos a ambos lados de la barricada.

Virginia Woolf y su marido Leonard crearon en 1917 The Hogarth Press, llamada a ser una de las editoriales que renovarían la literatura británica de entreguerras. La pusieron en marcha como una diversión -a Virginia le encantaba encuadernar-, e invirtieron en sus cinco primeros años de existencia un exiguo total de ciento treinta y seis libras, dos chelines y tres peniques, que cubrieron básicamente gastos de imprenta, y consiguieron consolidar un sello de éxito que dio beneficios año tras año hasta la muerte de Leonard Woolf en 1969.

Entre los libros que publicaron en vida de Virginia figuran los suyos, como Mrs. Dalloway, Al faro o Las olas. También una obra fundacional de la poesía del siglo XX como La tierra baldía, del arriba citado T. S. Eliot, y otras de autores como Katherine Mansfield, E.M. Forster y los integrantes del grupo de Bloombsury casi al completo (Clive Bell, Vita Sackville West, Roger Fry, Keynes...).
Editaron también Adiós a Berlín, de Cristopher Isherwood, y la antología de 1939 Poems for Spain, a favor de la causa republicana española. Tradujeron al inglés la obra completa de Freud, a Rilke y a numerosos autores rusos.

 No hay barrera, cerradura, ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente.Virginia Woolf

La filosofía de los fundadores de The Hogarth Press, según recuerda Leonard Woolf en su obra autobiográfica La muerte de Virginia, que acaba de publicar Lumen, consistió en mantenerla como “una editorial pequeña e independiente con un catálogo limitado dleiberadamente a un máximo de unos veinte libros al año. Nunca nos hemos expandido, ni publicado un libro por ningún otro motivo que el convencimiento de que merecía ser publicado. Nunca nos hemos expandido, ni publiccado una obra bajo la presión financiera de los gastos generales”.

Esta filosofía de la “no expansión” provocó tras la Segunda Guerra Mundial, y ya sin la presencia de Virginia (que se suicidó en 1941), la confrontación de Leonard Woolf con su socio John Lehmann, convencido de que para mantenerla saneada la firma debía crecer.

Wolff narra todas las secuencias de esta crisis, que en su esencia representa todo un paradigma clásico de los conflictos de economía editorial contemporáneos. La resolvió convenciendo a sus amigos de otra editorial de prestigio, Chatto and Windus, para que adquirieran las acciones de Lehmann y a la vez se comprometieran a garatizar su independencia en los años siguientes, cosa que -y esto es más raro- los nuevos asociados hicieron. Paradojas de la vida, hoy Hogarth Press y Chatto and Windus forman parte de la multinacional Bertelsmann.

http://www.lavanguardia.com

3 abr. 2012

02-04-2012 / 11:50 h EFE
 
Las bibliotecas municipales de Huesca prestarán libros electrónicos infantiles en su página web a partir de hoy, fecha en la que se conmemora el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil.
Se trata de un nuevo servicio, denominado Tumblebooks, destinado al público infantil y juvenil para la lectura de libros electrónicos, según ha informado el Ayuntamiento.
La biblioteca Tumblebook es un recurso canadiense que ofrece, además de libros electrónicos en varios idiomas, otras herramientas de ocio como juegos y puzzles.
El acceso a este recurso ha sido facilitado por la Subdirección General de coordinación bibliotecaria del Ministerio de Cultura, que subvenciona la suscripción a la licencia de uso que permite a todos los usuarios tener acceso ilimitado a los libros electrónicos, según las fuentes.
La biblioteca Tumblebook se organiza en seis categorías: Libros de cuentos, Libros juveniles, Cuentos en inglés, Juegos y rompecabezas, Libros en inglés y Libros de todo el mundo, y permite también buscar los libros por título, autor, editor e ilustrador.
El acceso y promoción del libro electrónico en diferentes idiomas mediante esta biblioteca es un complemento más a las acciones que las bibliotecas municipales de Huesca desarrollan en su programa de fomento de la lectura en francés e inglés.