30 may. 2011

Adopta un libro digital para salvar un manuscrito antiguo

En la India se acaba de poner en marcha una iniciativa para preservar manuscritos antiguos e incunables llamada “Adopte un ebook”. La adopción de un libro digital consiste en “apadrinar” la digitalización de uno o varios de los manuscritos disponibles.
La persona que colabora será el “padre” del libro en cuestión. Sólo tiene que elegir un libro por su cuenta o de una lista y, a partir de ahí, financiar el coste de conversión a formato digital. El ebook llevará el nombre del padrino.
Se trata de un  proyecto similar al que llevó a cabo el Ateneu Barcelonès en su campaña de colaboración y con la que Dosdoce tuvo el placer de colaborar. En este caso también se trataba de apadrinar libros incunables para su laboriosa restauración. En este caso libros de papel, sin incluir un proceso de digitalización.
El creador del proyecto y fundador de Bookganga.com, Mandar Joglekar, se ha inspirado en una iniciativa similar llevada a cabo en los Estados Unidos, donde museos, bibliotecas y fundaciones suelen financiar sus proyectos con donaciones, aparte de las ayudas estatales.
Un ejemplo de ello es el del Instituto Smithsonian y su enorme tarea de digitalizar todos sus fondos. Como afirma el propio Joglekar, los procesos de digitalización de este tipo de manuscritos son muy largos y difíciles, puesto que comienzan con la restauración de los propios documentos, algunos muy deteriorados. La digitalización ayudará a que no sea necesaria la manipulación de los textos para su estudio o consulta.
Un vez convertidos estos clásicos de la literatura maratí (o marathi) en formato digital, estarán disponibles en diversas plataformas. Más adelante incluirán manuscritos y documentos en otras lenguas de la India. Esperan superar la cifra de 40.000.

1 comentario:

  1. Las limitaciones de acceso a Internet en mi país Cuba, hacia donde retorno luego de 15 meses, me privaran de leerte, así que quiero agradecerte el inmenso placer que me produjeron las lecturas de tus letras. Si alguna vez estas limitaciones, dadas por la voluntad expresa del gobierno norteamericano me lo permiten, no dudes que volveré con gusto a navegar por tu espacio.
    Un abrazo, Mila Roldán.

    ResponderEliminar