26 sept. 2010

Chick Lit: un género literario que está a punto de despertarse en España

La pregunta es: ¿qué es chick lit?
La respuesta no es tan simple como podéis imaginar. Se especula mucho que chick lit no es nada más que basura que entumece el cerebro, porquería, prosa sin sentido etc. He oído todo eso y más. El problema es que probablemente el 99% de las personas que dicen esto no han leído mucho del género. Entonces, ¿por qué están etiquetando algo de lo que no tienen ni idea?
¿Quién sabe?
Dejad que os diga lo que realmente es chick lit. Primero, voy a presentar mis credenciales: yo sí he leído libros del género, por lo tanto tengo todo lo necesario para contestar esa pregunta. He leído libros buenos y libros malos, un poco de todo.
Chick lit es un género que se compone de libros escritos en su mayoría por mujeres y para mujeres. Sus protagonistas tienen entre 20 y 60 años. Habitualmente el libro está escrito en un tono personal, ligero y humorístico. A veces la historia se narra en primera persona, a veces, desde diversos puntos de vista. La trama suele describir a las mujeres que se enfrentan a diferentes aspectos de la vida, tales como amor, matrimonio, citas, relaciones, amistad, crecimiento profesional, problemas de peso, adicciones y muchos otros.
Entonces, ¿qué es lo que diferencia chick lit de la narrativa tradicional para mujeres? Pues, es el tono. Chick lit se caracteriza por el tono más confidencial y personal. Es como tener a tu mejor amiga contándote sobre su vida. O ver a otras chicas pasar lo mismo que pasaste tú un día o que ves que están pasando otras. El sentido de humor es un valor muy importante para chick lit. Casi todos los libros de chick lit que he leído estaban escritos con algún tipo de humor. Es lo que realmente distingue chick lit de la prosa femenina tradicional.
Chick lit, entre otras cosas, es un estudio verdaderamente fascinante de los personajes. Es el factor más importante que me atrae en este género. Una autora de chick lit coge a un personaje y lo hace pasar por una terrible experiencia, normalmente muy real, con la que muchas mujeres podemos identificarnos. El resultado final es normalmente muy interesante, detallado, divertido y satisfactorio.
Otra cosa importante en el chick lit es que por lo original que sea el tema que estás buscando, casi siempre puedes encontrarlo. ¿Quieres leer sobre una mujer joven estudiando en el extranjero? Como mínimo existe un libro sobre esto. ¿Te interesa el tema de embarazo, parto y diferentes escenarios relacionados con ello? Prueba una novela de chick lit. ¿Quieres leer sobre una mujer que desea perder peso que sobra en su vida, encontrar nuevos amigos, un lugar en la vida, hacer la carrera, abrir el corazón o por fin olvidarse de su ex? ¡Léete alguna obra de chick lit! Estos libros abarcan los temas desde relaciones, serias y no tanto, hasta la pérdida de los miembros de familia, cáncer y aborto espontáneo. Y así cualquier cosa que puedas imaginar, incluso hay chick lit que explora religión y fenómenos paranormales.
¿Por qué persisten los rumores que describen el chick lit como basura? Primero, porque es cierto que existen novelas chick lit que realmente lo son. ¡No todo chick lit es bueno! Igual que en otros géneros, hay libros buenos, libros “más o menos” y libros malos. Sin embargo, eran las primeras novelas que se caracterizaban como demasiado ligeras, ingenuas y “decoradas”. Como el género está en el constante desarrollo, los estándares han subido. Hoy en día se puede encontrar chick lit de cualquier tipo: de ligero y artificial hasta profundo y cargado de reflexiones. Se han formado algunos sub-géneros de chick lit, como “mamá lit”, “lad lit” [con un hombre como protagonista],  matrimonio Lit” y “chick lit para cristianas”. Y muchos otros.
Es interesante que chick lit americano es diferente que el británico. He comprado varias novelas en amazon.co.uk y aunque me gustaron algunas de ellas, no pude apreciar otras. El chick lit británico es un poco más ligero y quizá frívolo de vez de en cuando. De todas formas, algunas de las novelas son realmente graciosas, los británicos tienen un gran sentido de humor. Y son ellos quienes dieron el origen al género. Los americanos solamente desarrollamos sus variedades.
Dejadme por un momento mencionar el lado publicista y promocional de chick lit. Los departamentos de marketing de las editoriales muchas veces hacen las portadas más ligeras y más atrevidas de lo que son en realidad las obras. ¿Por qué? No estoy segura, pero a lo mejor atraen más lectoras. De todas formas os ruego: no os dejéis engañar. Algunas portadas con los títulos que dan vergüenza y dibujitos de piernas y bolsas de compra esconden llenas de significado, conmovedoras y a veces divertidísimas obras de chick lit.
Hay otra razón por la que la gente sigue llamando chick lit “atontadores libros sobre las mujeres obsesionadas por casarse y conseguir nuevos zapatos”. Muchísimos libros de tapa dura del género chick lit están centrados en mujeres con glamurosas carreras en la industria de moda o revistas prestigiosas. Por alguna razón, los más ligeros y estilizados libros de chick lit fueron publicados en tapa dura y llegaron a más lectores. No sé por qué, la verdad. Y algunas de las mejores, inteligentes y bien escritas obras se ocultan bajo coloreadas portadas con los títulos seductores. O publicadas bajo un sello que lanza dos libros al mes o más.
Y para acabar, no confundáis novelas románticas con chick lit, por la cubierta que tenga. Haced un estudio antes de rechazar el género. Y, por favor no vayáis a mirar Briget Jones’s Diary 2 en el cine para después censurar el chick lit. Odio muchas cosas de esta película, pero adoro el chick lit.

1 comentario:

  1. Mi pequeño blog de Chick Lit...

    http://yalopensare.wordpress.com/

    ResponderEliminar