7 jul. 2011

"Vive alegremente, fuma si quieres y come todo lo que te apetezca"

Juli Zeh. Escritora alemana, de 35 años, habitual en el debate político de su país. Publica en España su éxito El método (Mondadori), una novela sobre un futuro cercano en la que una dictadura paternalista sustituye en la Tierra la religión por la ciencia.

Resuma el mensaje político de 'El método'. Vive alegremente, fuma si quieres y come todo lo que te apetezca.
En el libro propone el suicidio como vía para escapar del orden social. ¿No se le ocurre algún método un poco menos drástico? Bueno, si eres capaz de quedarte en casa, no navegar por Internet, no leer periódicos, no ver la televisión, no ir a trabajar y no tener hijos, entonces a lo mejor consigues escapar.
En la carátula de la edición española la promocionan como el George Orwell del siglo XXI. ¿No se pasan un poco? Siempre es agradable que te comparen con alguien de éxito. Pero, para ser honesta, me siento más cercana a Aldous Huxley.
¿Y qué cuenta su libro que no hubiera contado ya él en 'Un mundo feliz'? El mío tiene aspecto de novela de ciencia-ficción, pero en el fondo muestra el mundo como es en la actualidad.
¿Cuál es su fantasía apocalíptica favorita? Darme cuenta de que todos nosotros solo somos personajes de una novela escrita por una autora sin piedad como yo.
¿La salud y el culto al cuerpo son el nuevo opio del pueblo? Intenta fumarte un cigarrillo en público estando embarazada y te darás cuenta de lo que es ser una bruja en el siglo XXI.
¿Qué es lo más raro que ha hecho en el proceso de investigación de un libro? Tratar de cometer un asesinato sin matar a nadie. Para comprobar si funcionaría en realidad.
Con la crisis del pepino, los españoles se han dado cuenta de que los alemanes lo consumen mucho. ¿Cuántos usos conoce usted? Mi marido los odia. Dice que son como grandes falos con sabor a servilleta.
Dígame una razón por la que un joven ingeniero español debería mudarse a Alemania y otra por la que no. A favor: hará dinero. En contra: se lo gastará todo en calefacción.
¿Sabría explicar por qué en Alemania hay casi tantas estrellas de la literatura como del cine o el pop? Los alemanes se consideran a sí mismos muy inteligentes.

Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario