20 oct. 2010

LA HIJA DE CLEOPATRA: Lo primero que diré es que me ha EN-CAN-TA-DO

Siglo I antes de nuestra era, las tropas de Octaviano invaden Egipto y la reina Cleopatra y su esposo Marco Antonio, se suicidan, por lo que sus hijos, Cleopatra Selene, Alejandro Helios y Tolomeo, se quedarán solos. Octaviano decide llevárselos consigo a Roma y “enseñarlos” en un desfile triunfal de su victoria en tierras griegas.
Allí, los hermanos se enfrentarán a la dura realidad, a la diferencia que hay entre el mundo romano y su adorada Alejandría.

Disfrutarán del circo, sufrirán por la esclavitud, escucharán a los Grandes –Ovidio, Virgilio- en persona, conocerán a nuevos amigos y vivirán el amor.

Todo eso es posible en el Imperio de Octaviano, pero nadie se esperaba al insurrecto Águila Roja, un joven enmascarado que incitará a la rebelión y luchará por los derechos de la plebe. En Roma, no hay lugar seguro donde esconderse.

¿Podrán los gemelos egipcios sobrevivir a lo que el destino les tiene preparados? ¿Aprenderán a confiar en lo que los rodean? ¿Quién es Águila Roja?


Lo primero que diré es que me ha EN-CAN-TA-DO, y eso que la portada no dice nada, más bien, te echa un poco atrás, pero el contenido va años luz por delante.

El libro tiene varios apartados:
  1. Empieza con una cronología que te sitúa en el tiempo, que cuenta la Historia y te muestra los precedentes.
  2. Un calendario, donde muestra el nombre de los meses, su significado y el número de días.
  3. Un mapa del Imperio y de la ciudad de Roma
  4. Un glosario de los personajes más importantes que aparecen
  5. La historia
  6. Un Epílogo donde te explica qué pasará con los personajes después.
  7. Notas históricas, donde te explica lo qué es real
  8. Un glosario con términos greco-latinos que van utilizando durante toda la historia


La historia consta de una información exquisita, en cuanto a la cultura, las tradiciones y demás. No en vano, Michelle Moran ha participado en varias excavaciones arqueológicas.
Existe una gran documentación que a veces te hace preguntarte qué elementos son reales y cuáles no, qué sucedió en verdad, qué inventó la autora, hasta tal punto que ya no los distingues y te sumerges de entero en la historia, olvidándote que eso sucedió ya una vez.

Como buena estudiante de humanidades, adoro todo lo referente a la cultura clásica, y este libro ha cubierto y excedido mis expectativas. Me alegraba de reconocer a los personajes, de saber sus logros y derrotas, y me sorprendía con detalles que no conocía. Pero esto también tiene algo de malo, y es que, inconscientemente, me había autospoileado

En este libro, encontramos una gran fuente de cultura, una amalgama de conocimientos, desde el latín más arcaico hasta el griego, pasando por el arte y la filosofía. Así como mitología, un tema que particularmente me encanta. Vemos a dioses romanos, griegos y egipcios, a los que no conocía mucho.

La sociedad romana, está muy lograda. Tanto por sus personajes como por las clases y las formas de comportarse, sus instituciones y su modus vivendi.
La historia está escrita con un realismo que hace que sientas como si en verdad estuvieras allí, como si fueses tú el que apostaba en las carreras o el que se recostaba en el triclinium.

En cuanto a los personajes, que ya de por sí son grandiosos, parecen más cercanos una vez que los ves “de cerca”, caracterizados según la información de la que dispuso, totalmente verídica.
La historia gira en torno a Selene, y en co-protagonismo tenemos a su hermano Alejandro, aunque un poco más en segundo plano. También está la benevolente Octavia con sus hijas Tonia y Antonia; Marcelo, el futuro heredero de Octaviano; Livia, la perversa mujer del mismo; Julia, la hija del César; Agripa y Juba, generales, y muchísimos más, como Vitrubio o Galia, que te adentran en una cultura que merece mucho la pena.

Es una novela AUTOCONCLUSIVA de lectura rápida, con un final delicioso y una trama espléndida, con unos detalles únicos que te harán saborear esta historia que, si te gusta el tema, no-te-puedes-perder.

¿Aún no estás sacando la cartera?

FUENTE: LIBRETA DE SUEÑOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario