21 jul. 2010

Si hay que matar, ¡se mata! - El misterio está servido

Lo primero que me llamó la atención del libro fue el título, "Si hay que matar, ¡se mata!"... Como si estuviésemos hablando de estudiar o trabajar... Pero al leer la sinopsis no pude resistirme. Para nada abundan las historias de asesinatos interesados centrados en el campo, siempre se dan en grandes ciudades tipo New York, Los Angeles y similares. Ese cambio en el escenario me intrigó y decidí leerlo.

La historia parece que comienza de manera tranquila, pero eso es un engaño que pronto vemos, ya que en cuanto te presentan a un par de personajes y dónde están (2-3 páginas), todos los problemas entran por la puerta de la agencia. Y no, no me he equivocado al decir que entran porque esos problemas están encarnados en personas, dos mujeres sin conexión entre ellas y un hombre (que junto con su familia) es el más peligroso de esa zona.

Por casualidades del destino todos esos personajes deciden buscar ayuda en esa agencia de detectives. El mismo día y a la misma hora. Una mujer querrá que la liberen de la extorsión a la que es sometida, y la otra que la ayuden contra su maltratador marido, el cual será el detonante de todo un par de páginas más adelante. Meted todos estos elementos en una coctelera y agitadla.

A partir de aquí, el protagonista llamado Equius se verá obligado a esconderse en el mismo pueblo de la chica extorsionada junto con la mujer maltratada. Allí estará escondido al mismo tiempo que investigará la extorsión in situ, y protege a la otra.

Si llevar un caso es difícil, imaginaos lo complicado que es el llevar 2 al mismo tiempo, y encima teniendo que estar vigilando tu espalda y la de dos personas más. Es algo imposible.

Pues con todo esto de base se dará un historia llena de rencillas familiares, de clanes, herencias y demás. ¿Quién dijo que solo las personas de la ciudad eran codiciosas? Las del pueblo también lo son, todos lo somos cuando nos tocan el bolsillo, y los bolsillos del campo son las tierras. Muchísima gente quiere un trozo de tierra del personaje que está desaparecido, dependiendo de si encuentran el cadáver o no, las tierras serán de unos o de otros... El misterio está servido.

La novela nos presenta poco a poco a los personajes, sin prisas y sin meterse demasiado en clanes familiares, lo cual se agradece porque no lía. También van soltando pequeñas pistas para que el lector también vaya desentrañando el misterior, y aunque hay uno que se ve de lejos en cierto momento del libro, está puesto para despistar... No digo más. Es algo estratégico y puesto a mala leche para que todo el mundo caiga, yo la primera.

Si queréis leer una novela que tenga misterio, policías, detectives privados, asesinatos, una mujer fatal, rencillas viejísimas y líos de faldas, deberíais dar una oportunidad al libro. Éste se lee muy rápido por su ágil narrativa.

Utopia Casiopea         Ficha del libro en Flamma Editorial

No hay comentarios:

Publicar un comentario